Sábado, 19 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Tabaco

Un fumador se toca la cara hasta 300 veces más que un no fumador

El jefe de Oncología del HULA, y miembro del comité de expertos de la Xunta, Sergio Vázquez, considera que esta medida debe llegar para quedarse

No se podrá fumar en ningún espacio público si no se respeta la distancia

No se podrá fumar en ningún espacio público si no se respeta la distancia / Pexels

La normalidad cada día es más nueva. Desde las 00:00 del de 13 de agosto de 2020, la Xunta de Galicia prohibe fumar en los espacios públicos donde no se pueda respetar la distancia de seguridad. Ni en terrazas, ni en la calle, ni en plazas o piscinas, si no exiten la posibilidad de estar a dos metros de quien nos reodea no se podrá encender un pitillo.

Galicia ha sido la pionera de las pioneras. Es la primera Comunidad Autónoma que ha implantado entre sus vecinos una medida tan necesaria como controvertida y ya son varias las que se plantean secundar la decisión del gobierno gallego. "Al fumar vemos como la gente se pasea por la calle sin la mascarilla y sabemos que al exhalar se expulsan gotas, en forma de aerosoles, aumenta la posibilidad de contagio", ejemplifica el Jefe de Oncología del HULA y miembro del Comité de expertos de la Xunta de Galicia, Sergio Vázquez. 

El debate se abre en la sociedad. Como siempre, nunca llueve a gusto de todos y hay quien considera la medida como una "limitación a sus derechos individuales", además de ser la estretgia perfecta para "desviar la atención" sobre otras polémicas. Vázquez se muestra indignado ante esta posición, pues incide en que esta es una medida adoptada "por un comité clínico, no es una decisión política", y añade que "el derecho de la salud pública está por encima de la libertad individual", sentencia. 

Esta medida, explica Vázquez, no solo beneficia y protege a los no fumadores, si no que también ayuda a quien vive con el cigarro como fiel compañero.Fumar implica tocarse  la cara hasta 300 veces más que los no fumadores. Un hecho que multiplica las papeletas de contagio.

El especialista apela a la resposabilidad y madurez individual para acatar una medida que "beneficia a todos". No existe un policía por cada habitante, por lo que debemos ser cada uno de nosotros los que nos autobliguemos a cumplir con la norma. Eso sí, sabiendo donde están los límites de esa fina línea que separa el ser un ciudadano responsable y concienciado de los policias de balcón, tan famosos durante los meses de confinamiento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?