Jueves, 01 de Octubre de 2020

Otras localidades

Nueva constelación musical en Granada en la 'nueva normalidad'

Durante tres jornadas la música en directo orbitó alrededor de la ciudad de la mano de Coque Malla, Niños Mutantes, Colectivo Da Silva o Nilsson entre otros.

Daniel Martín

En condiciones normales, enOrbita hubiera sido el primer festival celebrado en nuestra ciudad durante la pasada primavera. En esas fechas desconocíamos y aún lo seguimos haciendo, datos sobre la evolución de la covid-19, por lo que la organización decidió trasladar la celebración del mismo a este primer fin de semana de septiembre.

De nuevo la evolución de la pandemia dejaba muy a las claras la imposibilidad manifiesta de organizar un macrofestival por lo que la dirección de enOrbita se volvió a reinventar y crear este ciclo que ha aunado conciertos con una cuidada selección de la ubicación, Carmen de los Mártires y Palacio de Quinta Alegre, cumpliendo de camino un viejo anhelo de su director Nono Martínez pero sin perder el característico sello de esta promotora granadina.

Una iniciativa que ha contado con el respaldo del público, habiéndose vendido las 250 entradas que había disponibles por jornada, contando con todas las medidas de seguridad que marca la normativa de la Junta de Andalucía, distancia de seguridad, geles hidroalcohólicos, uso de la mascarilla y recordatorio de las mismas a través de megafonía de forma constante y es que no podemos olvidar que durante todo este verano se han celebrado numerosos conciertos y ciclos por toda la provincia demostrando que hay un forma de hacer cultura segura.

Ya centrándonos en la esencia de esta sección, estas "Noches Espaciales" han discurrido con la normalidad de los conciertos de antaño salvo por la diferencia de estar el público sentado y no permitir bailar. Tres noches que nos han servido para atisbar hacia donde evoluciona nuestra "ciudad del rock" con sus nuevas tendencias, ver crecer a grupos con cierto recorrido o palpar la consistencia de dos grandes referencias nacionales como son Niños Mutantes y Coque Malla.

El jueves pasaron por el escenario de los Mártires, tres formaciones que adelantan un futuro brillante, Las Dianas el soplo de aire fresco y rejuvenecedor, que sigue la senda marcada por Carmencita Calavera, haciendo un rock puro por un lado y rescatando coplas como la de "A tu vera" de Lola Flores, convenientemente adaptada a su estilo juvenil y desenfadado. Colectivo Da Silva con ese sonido tan reconocible y que les sirvió para ganar el Emergentes de 2018 aunque en una continua evolución. Sus temas como Poliamor, Bolitas o ya su himno "Marina D'Or" consiguieron el primer lleno en el patio. Se encargarían de cerrar la jornada, Cariño, uno de los grupos llamados a ser unos habituales en los carteles de los festivales y que demostró con un directo potente y elaborado que deberemos tenerlas en cuenta, para futuras fechas.

En la segunda jornada el cartel estaba compuesto por Radio Palmer, neosurf rock, algún autotune y es que este grupo no ha seguido tanto la senda del indie como tal y conjuga los ritmos urbanos con finales eclécticos donde prima la distorsión. Capaces de acabar haciendo un guiño, sic, a las teorías de Miguel Bosé y versionando el tema "Como un lobo" como respuesta genial a las últimas declaraciones de éste. La noche comenzaba a aparecer con la llegada de Nilsson al escenario, quizás el grupo más pop de los 9 que conformaban el cartel y que llegaba con cambios en la formación, bajista y batería, para dar a conocer un repertorio que incluía hasta 3 temas nuevos y que forma parte de la grabación del disco más largo del mundo, tal y como reconoció su cantante Laura Campoy, ya que entre unas vicisitudes y otras van por 6 meses.

El cierre de oro para la ubicación en el Carmen de los Mártires corrió por cuenta de Niños Mutantes en formato acústico, con una cuidada selección de temas como "Hermana Mía", "Náufragos", "La Voz", en una simbiosis perfecta con el público, para acabar con ese himno que trasciende de sus letras como es "Errante". No podemos olvidar que sonaron por primera vez "Palabras para Julio" y "Una noche", incluidas en su último disco "Ventanas", presentación pospuesta al 17 de octubre por los motivos sabidos.

El sábado se ponía el broche final en los exteriores del Palacio de Quinta Alegre y con un calor digno de reseñar, algo que se notó en la asistencia a Nevada, grupo que abría la jornada y que podríamos etiquetar como el más indie de todos, además de tener su cantante un increíble parecido a la voz de Noni de Lori Meyers. Composiciones propias apoyadas en potentes descargas de guitarra y un portentoso ritmo de la batería.

Nada mejor para tomar respiro que descubrir a un renacido Javi Teral que acompañado de Toni Jiménez, el "chico de oro" de nuestra ciudad, nos mostraron el nuevo camino que ha elegido Teral, mucho más íntimo y cercano, donde muestra el potencial que ya intuíamos antaño, esas "Crisálidas" muestran esa senda. Quizás el momento de este ciclo fue, cuando acompañados de Daniel Herrera y Peter Haro de Mama' Baker, hicieron una versión única de "Cuando te vi".

Llegaba Sir Coque Molla, con el título nobiliario por delante, porque en la música de hoy tiene mucho peso el legado de la discografía que ha desarrollado a lo largo de su amplia carrera. Un acústico cuidado con numerosas referencias a nuestra ciudad, recordemos que ha sido empeño personal suyo el asistir a estas noches especiales. Un repaso por temas como Berlín, Guardarlo o de las más nuevas como "Un lazo rojo, un agujero". El inevitable final fue "No hay manera" y es que no podemos vivir sin música de ninguna forma, por eso hay que seguir apoyando iniciativas como esta donde se puede conjugar la cultura con la seguridad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?