Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

Los Centros de Salud de Madrid llevan más de un año sin material para realizar curas

Las enfermeras tienen que pedirle al paciente que se cite con su médico para que le recete el material que ellas le indican, comprarlo en la farmacia y volver al día siguiente para realizar la cura

Una mujer espera en el exterior del centro de salud Federica Montseny en el distrito de Puente de Vallecas en Madrid.

Una mujer espera en el exterior del centro de salud Federica Montseny en el distrito de Puente de Vallecas en Madrid. / Víctor Lerena (EFE)

El pasado mes de agosto de 2019 finalizó la vigencia del contrato público de adquisición de este material y todavía no se ha vuelto a licitar. Ahora las enfermeras tienen que pedirle al paciente que se cite con su médico para que le recete el material que ellas le indican, comprarlo en la farmacia y volver al día siguiente para realizar la cura.

Se trata de material específico para realizar curas de heridas, quemaduras y úlceras en la piel de pacientes diabéticos, pacientes mayores o con problemas vasculares. Es un trabajo que realizan a diario las enfermeras sin necesidad de apoyo del facultativo y que ahora, por falta de material en el centro de salud, está provocando que estos pacientes vulnerables -en plena segunda ola de la pandemia- tengan que visitar el ambulatorio dos días seguidos.

La denuncia llega de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME). La Comunidad de Madrid, dice su Presidenta Alda Recas, "no se puede escudar, una vez más, en que este ha sido un fallo por culpa de la pandemia, porque hace más de un año que tenían que haber licitado este concurso. Las enfermeras, ya sobrecargadas por el trabajo, nos estamos teniendo que buscar la vida para hacer estas curas y facilitar que los pacientes no tengan que volver al día siguiente. Exigimos a la consejería de Sanidad que solucione el problema cuanto antes".

Las indicaciones de cómo actuar ante la falta de material llegaron a los centros de salud, a través de la subdirección general de Atención Primaria, el pasado mes de abril y todavía no se ha licitado el nuevo contrato. "Los apósitos tienen unas indicaciones que obedecen a criterios de seguridad, calidad y eficacia y que además están reflejados en una guía que nos sirve de criterio para las curas que realizamos", dice Rosa Honorato, enfermera en el Centro de salud de Fátima.

"Cada uno de los apósitos se utiliza para un tipo de herida quemadura o úlcera distinto. Qué pasa si no tenemos el material adecuado, pues esto nos obliga a utilizar los que nos van quedando en el almacén que lógicamente ya van siendo los menos indicados… O que tengamos que pedir al médico de cabecera que valore la úlcera o la herida y que prescriba mediante receta el apósito que el paciente necesita".

Esto supone un mayor coste para el Servicio Madrileño de Salud, un mayor coste para el paciente -que va a tener que pagar una parte de ese material- y además retrasa el proceso porque obliga al usuario a realizar más visitas al centro de salud "algo que, francamente, no es lo más adecuado en estos momentos” según Rosa Honorato. Además, insiste “no lo podemos olvidar, esto también reduce las competencias de las enfermeras que somos las que tenemos que decidir qué tipo de cura necesita el paciente".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?