Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

La Pizarra de Emilio Ivars

Momentos inoportunos

El maestro de primaria, exdiputado socialista, nos acompaña cada miércoles en Hoy por Hoy Murcia

Emilio Ivars se incorpora al equipo de colaboradores de Hoy por Hoy Murcia

Emilio Ivars se incorpora al equipo de colaboradores de Hoy por Hoy Murcia / Radio Murcia

Momentos inoportunos.

Hola. Como tú bien sabes, la vida está compuesta de múltiples momentos; momentos que, a medida que los vas disfrutando, consumiendo o ejecutando, conforman tu estado de ánimo, tu forma de pensar, tu forma de ser, de estar, de actuar.

Esos momentos, en muchas ocasiones, son lo que vienes en llamar oportunos, en otras inoportunos y, algunas veces muy inoportunos.

Sobre los momentos inoportunos o muy inoportunos poco puedes hacer cuando quien genera el momento es otra persona o una situación externa: cuando te han ofrecido un cambio de puesto de trabajo, pero no te venía bien por la razón que fuese; cuando se te avería el coche o un electrodoméstico justo en ese momento que tu cuenta corriente está temblando; o cuando, por ejemplo, empiezan a sacarte trapos sucios de un caso -que pongamos se llama Kitchen- en tu etapa de batalla por el liderazgo de la derecha en España. Ahí poco puedes hacer: el momento llega de la manera más inoportuna y te toca responder poniendo toda la carne en el asador e intentando que ese momento no te consuma ni afecte a tus proyectos.

Pero hay otros momentos que tú los creas, tú los decides, tú los planeas. Te piensas el momento, lo retrasas, lo anulas, lo vuelves a plantear... Yo aquí siempre me acuerdo de la frase de Jack Sparrow (interpretado por Johny Depp) en La Maldición de la Perla Negra 'Si esperabas el momento oportuno era ése...' viniendo a decirte que mejor actuar a las primeras de cambio que pensárselo mucho. La mayoría de las veces funciona pero, en otras, igual habría que pensarlo un poquito más.

Hoy te pido que escribas en esta pizarra ese momento que estás, estamos viviendo hoy en la Región de Murcia. Para ti puede ser de lo más oportuno o de lo más inoportuno. Me refiero a la huelga en el sector de la educación pública. Desde el primer día que escuchaste la convocatoria seguro que empezaste a dudar ya de ella. Yo te confieso que lo hice. Y anoté en mi pizarra, entre otras cosas, que no me gustaba el planteamiento de la división sindical (nunca se ha conseguido nada con unos representantes divididos) ni tampoco el momento elegido y, además, apunté también que esta huelga puede generar precisamente más efectos negativos iguales o peores contra los que se batalla.

Comparto contigo, si eres docente, padre, madre o alumnado, todos y cada uno de los motivos que has manifestado para convocar esta huelga. Todos. Sin excepción. Y los escribo también en la pizarra: Años de recorte a la escuela pública, semipresencialidad caótica en los centros, aumento de plantillas sin rebajar ratios, todo este proceso de vuelta al cole a costa exclusivamente de las familias y el profesorado, una seguridad pobre... Pero, compartiendo los argumentos, aunque para ti pueda ser el momento oportuno, yo lo veo de lo más inoportuno organizado de esta manera y en este período.

Una huelga convocada sólo por una parte de tus representantes sindicales, ya de por sí no pinta bien. La unidad, ya sabes, siempre es mejor que la división, y más en todo lo que nos jugamos ahora mismo.

Una huelga, en la que ya se preveía que los servicios mínimos serían los que han sido, porque a ti, en tu sano juicio, no se te ocurriría -en plena pandemia- posibilitar que se juntara alumnado de clases diferentes en una sola para garantizar el derecho a la educación en el día de hoy. Si los servicios mínimos son exagerados (con razón), la huelga pierde su efecto movilizador, que es de lo que se trata.

Y una huelga que, pidiendo una vuelta al cole segura (con muchísima razón), puede ocasionarte que tengan que unirse grupos (cuando estamos pidiendo rebajar ratios) o quedarse alumnos en casa (agravamos el problema de conciliación que ya te han creado aquellos contra los que se protesta). Eso que se llama un poquito de coherencia.

Si utilizar un instrumento, como la huelga, te va a resultar descafeinado, con limitación del ejercicio (por los servicios mínimos) y puede ocasionarte problemas mayores que los que ya sufres en la escuela actualmente, junto a todo lo que has escrito y hemos anotado en la pizarra, te propongo como título, bien grande, un 'MOMENTOS INOPORTUNOS'.

Te confieso que me siento hoy raro, muy raro. Creo que es, desde hace muchísimo tiempo, la primera vez que no ejerzo mi derecho a la huelga. Momentos oportunos habrá y allí nos encontraremos.

Nos escuchamos y leemos en la próxima pizarra.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?