Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Juicio Crimen Albufereta

Conchi y su cuidador niegan haber matado al marido, tras citarle en un parking a "ver la luna y las estrellas"

La llamada "viuda negra" asegura que la víctima desapareció tras ir a buscar su silla de ruedas en el maletero y que al ver a un hombre ella también empezó a gritar pidiendo ayuda

Conchi, la llamada "viuda negra", en el momento de declarar en el juicio por el crimen de la Albufereta, hoy en la Audiencia Provincial de Alicante.

Conchi, la llamada "viuda negra", en el momento de declarar en el juicio por el crimen de la Albufereta, hoy en la Audiencia Provincial de Alicante. / Sonia Martín

Con el testimonio de la "llamada viuda negra", ha arrancado en la Audiencia Provincial de Alicante uno de los juicios más mediáticos y esperados con un tribunal popular compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres al frente.

Tanto Concepción Martín, Conchi, acusada de asesinar a su marido veinte días después de su boda en el parking de la Albufereta como el cuidador y chófer de ésta, Francisco Pérez, han negado haber asesinado al marido de ésta la noche del 22 de agosto de hace dos años.

Conchi, que ha entrado por su propio pie a la sala, ha achacado a la fibromialgia el uso que hacía de una silla de ruedas. Ha justificado su presencia en el parking aquella noche, en que se había citado con su marido, José Luis Sánchez, al que había conocido tiempo antes en unas fiestas en Onil, para cenar en un bar y "ver la luna y las estrellas". Iban a arrojar unas flores al mar, ha dicho, porque había tenido dos abortos, y eran en recuerdo de los niños.

Si iba ataviada de negro y con gorra y guantes en pleno agosto era para no despeinarse y no pasar frío, ha alegado. También ha justificado distintas llamadas al móvil del marido en la noche de autos, para informarle de que habían pinchado una rueda y llegaban tarde.

Cuando ella llegó en caravana, acompañada de Francisco, José Luis, la víctima, fue a sacarle las piernas del vehículo y luego a guardar la silla de ruedas, pero ya no le vio hasta que oyó unos gritos, -ha dicho compungida- y entonces vio a un hombre y ella también empezó a gritar pidiendo ayuda, al igual que Francisco. En un principio pensó que le estaba dando un infarto, pero antes de morir le oyó balbucear "mi hijo me la ha clavado en el corazón", afirma. Luego en la cárcel, le dijeron que pudo ser un ajuste de cuentas.

A la comparecencia de Conchi, interrumpida por un receso para comer, le ha seguido la de su supuesto cómplice, Francisco Pérez, que también ha negado los hechos y ha apuntado a uno de los hijos de la acusada en una supuesta pelea desarrollada en el parking esa noche, como posible autor de los hechos.

Conchi Martín y Francisco Pérez se enfrentan a 30 y 28 años de prisión, respectivamente, según la petición de la Fiscalía, por el delito de asesinato con las agravantes de ensañamiento y aprovechamiento de las circunstancias de lugar y tiempo. En el caso de Conchi, además, se suma la de parentesco.

Además de la petición de fiscalía, la acusación particular, que representa a los hijos del fallecido, solicita 31 años de cárcel para ambos por el delito de asesinato con las agravantes de alevosía, ensañamiento, uso de disfraz, abuso de superioridad y aprovechamiento de las circunstancias del lugar, tiempo o auxilio de otras personas.

El fiscal les acusa de abalanzarse y atacar con un objeto punzante a la víctima, que murió por las heridas sufridas. Ambos permanecen desde entonces en prision provisional.

Este martes 29 declararán 27 testigos, entre ellos, 18 agentes de Policía, incluida la que presenció el crimen.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?