Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

Madrid no reúne a su comité de expertos desde el 27 de febrero

El órgano, de carácter consultivo, se reunió por primera vez el 24 de enero y solo se ha convocado en cinco ocasiones

Archivo) Ayuso, con Ruiz Escudero (i) y Yolanda Fuentes (d), se reúne con el comité asesor

Archivo) Ayuso, con Ruiz Escudero (i) y Yolanda Fuentes (d), se reúne con el comité asesor / Comunidad de Madrid

En enero el COVID-19 era todavía un gran desconocido en España, una enfermedad provocada por un virus que causaba estragos en Wuhan, en China. Poco más se sabía. A medida que la Organización Mundial de la Salud (OMS) iba incrementando el nivel de alarma, la comunidad internacional iba tomando conciencia del problema, o eso creíamos hasta que el coronavirus desbordó cualquier previsión.

Madrid dio ese mes los primeros pasos para prepararse. Tenía reciente la experiencia del ébola y el objetivo era que, si la amenaza acababa materializándose, pudiera contenerse en un unos pocos casos como ocurrió en 2014. La Comunidad de Madrid creó entonces el Comité de Expertos Asesor en Enfermedades Emergentes Nuevo Coronavirus, cuyo objetivo era orientar al equipo de Ayuso: “Ir determinando cuál es la actuación en distintos niveles asistenciales”, según dijo el día de la presentación del grupo el propio consejero de Sanidad, el popular Enrique Ruiz Escudero.

La estrategia del PP -para tratar de combatir la presión que ejerce el Ministerio de Sanidad para que la Comunidad de Madrid adopte restricciones más duras- pasa en los últimos días por poner en duda que esa petición esté sustentada por la evolución de la pandemia o por un criterio técnico sólido. “Me fío más de los expertos y los científicos que asesoran a la Consejería de Sanidad, que quizás no tienen tanto tiempo para salir en las redes sociales o salir en televisión, porque se dedican las 24 horas del día a trabajar por la sanidad madrileña”, decía este martes el portavoz popular en la Asamblea. Para Alfonso Serrano tienen más crédito “que esos que el señor Illa dice que no se reúnen desde julio, o de un comité que reconoció que no existe”, remataba.

Y es que el plantel del equipo es de relumbrón. Reúne a grandes profesionales de los mejores hospitales madrileños: epidemiólogos, microbiólogos, internistas, preventivistas, neumólogos… El problema es que no los convocan desde el pasado 27 de febrero, antes de que se declarase el estado de alarma, de que comenzara la desescalada y de que se disparasen los contagios en esta segunda ola. Aparece en una consulta al portal de transparencia autonómico realizada por esta redacción y lo confirma José Ramón Arribas, jefe de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III. Arribas, de hecho, ha pasado de formar parte del equipo y ser señalado como portavoz por la propia Comunidad, a mostrar su discrepancia con algunas de las decisiones que ha adoptado el gobierno regional.

No es el único al que no han vuelto a convocar, a pesar de que Ruiz Escudero creía en enero que era “importante tener este respaldo científico-técnico”. Al fin y al cabo, defendía, son “profesionales con grandes conocimientos en distintas materias”. A pesar de los elogios el comité solo se ha reunido en cinco ocasiones: el 24 y 28 de enero; y el 4, 6 y 27 de febrero. No siempre con la misma composición, dependía del orden día. No hay registro por escrito de sus propuestas porque, “al ser un órgano consultivo” -explica la Consejería-, no se levantaba acta de sus deliberaciones y conclusiones.

Eran otros tiempos. Basta una frase del consejero de Sanidad madrileños para darse cuenta de cuán distintos eran. Según Ruiz Escudero, la Comunidad de Madrid trabajaba “en perfecta coordinación con el Ministerio de Sanidad”. No había atisbo de los recelos actuales, ni defensa cerrada del autogobierno madrileño: “[El Ministerio] es el que marca las pautas, los protocolos, el que tiene la relación con los organismos internacionales y es el que transmite las pautas sobre la respuesta asistencial que tenemos que dar las Comunidades Autónomas”, decía por aquel entonces el titular de la cartera sanitaria. Eran tan distintos, que hasta Fernando Simón, tan cuestionado ahora por las autoridades madrileñas, acudió a cuatro de las cinco reuniones de aquel grupo de expertos. Tan diferentes, que las reuniones las presidía Yolanda Fuentes, la directora general de Salud Pública que presentó su dimisión porque consideraba que no podía avalar una desescalada para la que -creía- Madrid no estaba preparada.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?