Domingo, 25 de Octubre de 2020

Otras localidades

Opinión

Impresentable gesto del presidente de la Sociedad Obrera 'La Saldañesa'

El director de Conteniodos de Radio Palencia reflexiona sobre la utilización de símbolos preconstitucionales por representantes de organizaciones en actos públicos

Juan Francisco Rojo, director de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER

Juan Francisco Rojo, director de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER / Radio Palencia

La pasada semana, Óscar Cordero, recogía el XV Premio Cultural Javier Cortes-La Olmeda que se concedía a la Sociedad Obrera ‘La Saldañesa’ que preside. Seguro que el galardón es más que merecido, seguro. Sin embargo, el acto se vio empañado por un gesto. Y es que a veces los pequeños detalles se hacen grandes y enturbian la bondad de los actos. Cordero, que en este caso exhibió piel de lobo, iba ataviado con una mascarilla que tenía como motivo la bandera franquista, la del águila, la preconstitucional.

Ante las lógicas críticas que suscitó el torpe gesto que, a mi juicio, delata la catadura del individuo que acude de esa guisa a un acto público en el que representa a una prestigiosa entidad, aquí está el meollo de la cuestión, salieron los de siempre. Me refiero a los que tildan de ignorantes a los que criticamos la utilización de esa bandera. Con su superioridad intelectual, esos que critican la superioridad moral de la izquierda, incidieron en el machacado argumento de que el verdadero origen del Águila de San Juan en la bandera o en el escudo de España ni es fascista ni franquista. Hacen un viaje en el tiempo, en la historia y se remontan a la época de Isabel La Católica.

Imaginemos que en Alemania se premia a una entidad de probada solera y que su presidente se presenta con una mascarilla en la que luce la esvástica. De mal gusto, ¿verdad? Impensable. Podría argumentar que es un símbolo que ya se menciona en las escrituras sagradas del hinduismo más primitivo, por no hablar de su utilización en tiempos romanos. Pero los símbolos evolucionan y cuando el fascismo los prostituye, la esvástica en el caso de Alemania, el águila o el yugo y las flechas en el caso de España, conviene no coquetear con esa simbología.

Por supuesto que en la esfera privada cada uno puede hacer lo que quiera. El presidente de ‘La Saldañesa’ fuera de ese cargo, puede pasearse con la mascarilla que desee y hasta cantando el 'Cara Sol', allá él y sus miasmas ideológicas. El problema está cuando participa en un acto público representando a una sociedad en la que quiero creer que laten distintas sensibilidades. Como ha dicho alguien antes que yo, el prefijo pre indica previo a, previamente o antes de. Preconstitucional, según la RAE, es “anterior a la constitución de un Estado.

Los que defienden la bandera que enarboló Franco se contradicen. Primero dicen que es el escudo de los Reyes Católicos, que se creó allá por 1492 y después, que no es preconstitucional. Insisto, como ya ha dicho alguien antes que yo, ¿en qué quedamos? Como leía recientemente en un blog sobre la Guerra Civil, “estos dislates son debidos a las cabriolas que tienen que hacer para decir que el águila de bandera del Régimen de Franco no es franquista. Y claro, por esa regla de tres, la esvástica no es nazi, los fasces italianos no son fascistas y el saludo a la romana, mano en alto, tampoco era facha”.

Óscar Cordero lo tenía fácil. Si tanta ansiedad tiene de mostrar patriotismo para que todos veamos lo muy español que es, le hubiera bastado con una de esas mascarillas que incluyen la bandera constitucional. Eso sí, recuerdo que no por ir luciendo bandera se es más español que nadie. Pero en un acto público, representando a un colectivo no puedes llevar esa bandera. No, tampoco la republicana ni otra que defina ideologías políticas. Óscar Cordero se equivocó. Provocó inútilmente. Empañó un acto que en principio era loable y que nos trae a la memoria al descubridor de la Villa Romana. Triste favor hizo a sus compañeros de sociedad y al acto en sí. Una pena. Me pregunto si gente así merece estar al frente de entidades. Igual es un buen presidente; pero en este caso fue un impresentable. Con todas las letras.

Desafortunado gesto del presidente de la Sociedad Obrera 'La Saldañesa' / El director de Contenidos de Radio Palencia de la Cadena SER, Juan Francisco Rojo, reflexiona sobre la utilización de símbolos preconstitucionales por representantes de colectivos en actos públicos / Juan Francisco Rojo

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?