Viernes, 30 de Octubre de 2020

Otras localidades

Dulces

Hechoconfe.com, la tienda online de repostería de los conventos sevillanos

Este proyecto, avalado y supervisado por la Archidiócesis de Sevilla, muestra hasta 69 productos diferentes

El alcalde Juan Espadas y el arzobispo Juan José Asenjo durante la inauguración el pasado año de la Muestra de Dulces de Conventos en el Alcázar

El alcalde Juan Espadas y el arzobispo Juan José Asenjo durante la inauguración el pasado año de la Muestra de Dulces de Conventos en el Alcázar / Cadena SER

Hecho con Fe es un marketplace creado para dar visibilidad en el comercio electrónico a unos productos que nos acompañan desde siempre, la repostería conventual. La tradición de dulces y productos de los Conventos en la ciudad de Sevilla forma parte de su idiosincrasia. La vida religiosa contemplativa, es desde siempre, referencia en patrimonio, y sobre todo «Ora et Labora» por los demás desde un modo de vida poco entendido en la actualidad.

Por ello, desde hechoconfe.com, quieren hacer llegar los productos de los Conventos de nuestra ciudad a cualquier lugar del mundo, a cualquier casa que quiera disfrutar de sabores difícilmente igualables. Su producción esta realizada con productos frescos, de calidad, y de manera artesanal, pero sobre todo Hechos con Fe.

Detrás de hechoconfe.com hay dos matrimonios con ganas de emprender conjuntamente algo más allá que un negocio. Su objetivo no es más que aportar su granito de arena desde las «redes» a una nueva forma de evangelización y trabajo comunitario, una manera de sentirnos Iglesia. Una idea que va más allá de un simple propósito empresarial.

Este proyecto está avalado y supervisado por la Archidiócesis de Sevilla y pone a disposición de sus potenciales clientes hasta 69 productos diferentes.

Tienda

La tienda de hechoconfe.com tiene alguna peculiaridad que debe tener en cuenta antes de realizar el pedido. Algunos de los productos no siempre estarán disponibles para la venta, debido a la temporalidad con que los conventos los elaboran.

Los dulces tienen un proceso de preparación y envío de varios días debido a que todos los productos son artesanales y preparados a demanda. Debido a esto, los plazos de envío están estipulados entre 3 y 5 días laborales.

Conventos

Cuando hablamos de Sevilla lo hacemos sabiendo que esta ciudad es una ciudad de conventos, de templos y monjas, uno de los enclaves de la cristiandad occidental. Su casco histórico, que es el más grande de España y de los más grandes de Europa, alberga valiosos templos y conventos y no solo por su arquitectura sino también por su arte y su historia.

Por dentro son como auténticos museos y en muchos casos las obras de arte que poseen se encuentran en mal estado por su antigüedad. La responsabilidad de su conservación pertenece a la congregación, por lo que las monjas emplean parte de su tiempo a generar ciertos ingresos para poder afrontar su mantenimiento.

Diversas son las tareas que las monjas realizan en los diferentes conventos de la ciudad, pero la más famosa y valorada es la repostería. Cualquiera que haya probado alguna de las delicias que dentro de esas cocinas se elaboran, puede dar fe de ello. Desde los más típicos Pestiños de Sevilla pasando por los Cortadillos, las Magdalenas o las Pastas hasta las exquisitas Yemas.

A lo largo de los siglos la tradición repostera de los diferentes conventos se ha mantenido intacta, conservando esas recetas que en algunos casos datan del siglo XIII, y que llegan a la actualidad para que nosotros también podamos disfrutar como lo hacían nuestros antepasados.

Los conventos reposteros de Sevilla

Convento de Santa Ana

Localizado en la calle que lleva su nombre, este convento está habitado por monjas carmelitas calzadas. La entrada al torno se hace por una puerta que da acceso a un pequeño compás que conserva todo el ambiente de los patios sevillanos al que se suma la espiritualidad que caracteriza a los conventos de la orden del Carmen

Convento Santa Clara

Se trata de un convento con una tradición repostera que se prolonga a lo largo de muchos años y se encuentra fuera de Sevilla, concretamente en la localidad cercana de Alcalá de Guadaira.

Convento Madre de Dios de la Piedad

Situado en la calle San José del barrio de la Judería, fue fundado por Isabel la Católica en el siglo XV para la orden de las dominicas. Posteriormente fue reformado en el siglo XVI, durante el reinado de Felipe III.

Convento de San Leandro

Habitado por monjas agustinas ermitañas, fue creciendo a base de la adición de casas limítrofes que le dan al conjunto un aire de arquitectura rural entre cuyas dependencias se encuentran integradas calles del antiguo entramado urbano de la collación de San Ildefonso.

Convento de Santa Inés

La fundación de este monasterio se debe al patrocinio de Doña María Coronel que hasta entonces había permanecido en el desaparecido monasterio de Santa Clara, lugar éste en el que tuvieron lugar los episodios conocidos como la leyenda del perejil y el acoso que Doña María sufrió por parte de Pedro I.

Convento de Santa Paula

La orden jerónima es netamente española y llegó a tener monasterios tan emblemáticos como San Lorenzo del Escorial, Yuste, Guadalupe, San Isidoro del Campo o Los Jerónimos de Belem. Actualmente solo permanece habitado por jerónimos un monasterio masculino, Santa María del Parral en Segovia, pero la rama femenina mantiene varias casas abiertas, siendo la más importante el monasterio de Santa Paula de Sevilla. La huella de Sor Cristina de la Cruz Arteaga permanece viva en este monasterio que destaca por su monumentalidad y espiritualidad.

Convento de San Clemente

La orden cisterciense se funda en al 1098 y se establece en Sevilla tras la conquista fernandina en la segunda mitad del siglo XIII, asentándose en el antiguo palacio de Vib Arragel en la zona actualmente conocida como la Barqueta. Las reformas de los siglos XVI y XVII dieron el aspecto actual del monasterio con una iglesia de una sola nave en la que reposan entre otros los restos de Doña María de Portugal, madre de Pedro I.

Convento de Santa María la Real

Se trataba de una congregación de monjas dominicas recoletas descalzas. En 1601 fray Alonso Osorio llevó el asunto de la fundación para su aprobación por el capítulo general de los dominicos, celebrado en Roma el 9 de junio de 1601. El 25 de marzo de 1601 el papa Clemente VIII otorgó la bula para la fundación del convento, que entonces contaba con doce monjas. El convento también contó con bulas de Pablo V de 1607 y 1611.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?