Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Deportivo

Heridas de guerra tras el derbi Compostela-Deportivo

El Deportivo regresa de Santiago lleno de dudas, lesiones y con un bajísimo nivel individual

Compostela-Depor

Compostela-Depor / RC Deportivo

La euforia del gol en el último minuto ante el Salamanca maquilló las carencias con las que el Deportivo se había plantado en la desconocida Segunda B. Lejos de ser ese equipo que arrollase y dominase la categoría, el Depor fue un equipo monótono, previsible y espeso. La única certeza que dejó ese día fue la de un equipo seguro a nivel defensivo. Del centro del campo hacia adelante, la cosa película ya amenazaba ese día con ser diferente. Una semana después, los peores pronósticos se confirmaron.

Así las cosas, el Depor salió del Vero Boquete de San Lázaro con más dudas de las que llevó en el autobús que partió por la mañana por la AP-9 hacia la capital gallega. El equipo herculino demostró estar muy lejos de lo que se suponía: negado en ataque, con posicionamientos extraños, sin capacidad para la sorpresa y con sus principales futbolistas atravesando un momento físico y técnico preocupante. Y como postre, varios jugadores llegaron cargados y son duda para el próximo fin de semana.

Problemas en el lateral

Hasta dos cambios tuvo que hacer el Deportivo por lesión este fin de semana. Salva Ruiz, con un historial ya preocupante, abandonó el duelo en la primera parte aquejado de sus isquiotibiales. Ya ante el Salamanca se resintió y pidió el cambio, aunque entrenó con normalidad durante la semana. También en la misma zona que Salva Ruiz se lesionó Eneko Bóveda. El vasco solicitó el cambio en la segunda. Ambos jugadores serán evaluados en las próximas horas por los médicos del Deportivo para conocer el alcance exacto de sendas lesiones.

A esto se suman las dudas que genera Héctor Hernández, cuyo proceso de recuperación no está todavía culminado. Su lesión impidió que el ex del Numancia pudiese jugar en las dos primeras jornadas. En caso de llegar a tiempo para el domingo próximo, la falta de rodaje jugaría también en su contra.

Jugadores muy lejos de su nivel

Otro de los aspectos que confirmó el duelo ante el Compostela es el del bajo nivel de forma por el que atraviesan algunos de los jugadores importantes del plantel. En el aspecto físico resultó evidente que fallaron las fuerzas durante el choque a más de uno. Pero, por otro lado, errores en pases teóricamente sencillos, malas lecturas en el juego o desmarques antes de tiempo demostraron que no es un problema simplemente físico, a pesar de que muchos futbolistas echen la culpa a las "palizas" a las que son sometidos entre semana en Abegondo.

Una pizarra que no funciona

Fernando Vázquez pretende un equipo muy ordenado y que conceda poco. Pero el gusto del entrenador no ha permitido en estos primeros partidos mostrar nada de centro del campo en adelante. El Depor se mostró inoperante, torpe con la pelota y no encontró pases limpios en todo el partido. Incapaz de madurar las jugadas, el equipo de Vázquez pecó como reconoció Bergantiños de ansiedad. Y lo hizo ante un rival inferior sobre el papel.

La ubicación extraña, además, de jugadores como Celso Borges provocó que Bergantiños tuviese que ser "el chico para todo" (incluso actuó de portavoz del entrenador, ante la ausencia de esa figura en la sala de prensa). Sin un centrocampista creativo en los partidos, Y con un pivote en Cuenca y otro en Teruel, el centro del campo fue un desierto por el que no transitó la pelota blanquiazul. Ni los cambios, ni el balón parado dieron su rédito. A Vázquez le queda, por lo tanto, mucho que trabajar y modelar en su Dépor.

Ausencias extrañas: Gandoy, Adri Castro y Galán

El partido ante el Salamanca tuvo un cambio decisivo con la entrada en el partido de Yago Gandoy y Borja Galán. Ambos revolucionaron un encuentro que era parecido al del Santiago. Especialmente claro fue en el caso del coruñés Gandoy. Protagonista durante la semana, y asistente de Bóveda en el gol, dejó el antiguo San Lázaro sin minutos. Lo mismo que Galán. Resulta extraño que en un momento en el que se pueden hacer hasta cinco cambios, ninguno de ellos haya tenido minutos.

Otro caso extraño fue el de Adri Castro. El delantero, protagonista durante la pretemporada, no disputó ni un minuto en los dos partidos oficiales. En Compostela, en cambio sí jugó el portugués Rui Costa, que acabó asfixiado el partido tras unos pocos minutos sobre el verde. Sin Rolan todavía a disposición del entrenador, y con una competencia que no destaca especialmente, la ausencia de minutos del delantero de A Barcala parece todo un mensaje a navegantes.

Dos puntos desperdiciados

No admite tiempo para el rodaje esta nueva Segunda B. Por lo tanto, los dos puntos no logrados en Santiago suponen un lastre para el Deportivo en su aspiración de ascender. Con un ojo permanente a los resultados del resto de rivales de todo el grupo uno (incluidos los castellano leoneses y asturianos). De momento lideran el Zamora y el Langreo, dos inesperados protagonistas. Los teóricos favoritos, como el Depor, se quedan de momento en la teoría.

Aseguraba José Ramón González, en Carrusel Deportivo Coruña, que al Dépor le queda mucho trabajo por delante para poder optar al ascenso. La próxima batalla, además, será en un campo de hierba artificial.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?