Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

Aumento de las agresiones a médicos en Cádiz

Gaspar Garrote: "El agotamiento y las agresiones a médicos harán que esta profesión deje de ser atractiva"

El coordinador contra las agresiones a médicos de Andalucía advierte que en apenas dos meses ya se han registrado más de un tercio de las que se produjeron en todo el año pasado

El coordinador contra las agresiones a médicos del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos de Andalucía, Gaspar Garrote

El coordinador contra las agresiones a médicos del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos de Andalucía, Gaspar Garrote / Consejo Andaluz de Colegios de Médicos

El secretario general del Colegio de Médicos de Cádiz y coordinador contra las agresiones al personal médico del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Gaspar Garrote, ha advertido en el curso de una entrevista en Radio Cádiz de la “dimensión exagerada” que está adquiriendo el problema de las agresiones a facultativos en la provincia.

Un problema que “no debería existir” y que ofrece estadísticas que ponen de manifiesto el agravamiento del problema. Según Garrote, durante este año -y sin que haya concluido todavía- se han producido 16 agresiones a médicos. Cifra en la que, lógicamente, no están incluidas las agresiones a celadores, enfermeros, personal de administración y otros que prestan servicio en la sanidad gaditana.

Además, el facultativo explica que el número puede ser aún mayor, pues la contabilización total se realiza a final de año, y pueden faltar aún muchas por comunicar por parte de los centros de salud y los hospitales.

No obstante, son dieciséis agresiones que, además, según el también miembro del Observatorio Nacional de Agresiones para la Organización Médica Colegial, se han producido principalmente desde octubre hasta hoy.

“Durante el estado de alarma se minimizaron mucho, porque lo que sobre todo había eran aplausos hacia la profesión sanitaria, pero posteriormente el hartazgo ha hecho que las tornas vuelvan a cambiar. Ahora el médico vuelve a ser la cara del sistema de salud, el escudo en el que se refleja esa animadversión y descontento de la ciudadanía, haciendo que sean los sanitarios los que paguen el pato”.

Durante todo el 2019 se produjeron en la provincia de Cádiz 45 agresiones a médicos. En apenas dos meses ya se han registrado más de un tercio de las que hubo el año pasado. Una situación preocupante que Gaspar Garrote teme que se agrave por la situación en la que se encuentra ahora la pandemia.

“Ahora incluso hay recogidas algunas denuncias por insultos y agresiones verbales durante las consultas telefónicas. Es un problema que sigue ahí, estamos en el momento álgido de la pandemia y eso hace que salga la agresividad latente en la relación médico-paciente”, señala el coordinador regional.

Y es que la desesperación de los ciudadanos por lograr sin éxito una cita, el colapso del sistema sanitario y la dificultad para poder recibir una atención presencial está provocando -que no justificando- que estrellen injustamente esa frustración contra los médicos que están, según Gaspar Garrote, “completamente agotados”, y recurriendo a tratamientos psicológicos en algunas ocasiones.

“Estamos cansados, es una situación de agotamiento, de estrés, algunos compañeros han precisado consultar el Programa de Ayuda Integral al Médico Enfermo por problemas de estrés y ansiedad… pero también estamos enfadados por el poco reconocimiento social de nuestro trabajo y por la insolidaridad de unos pocos que se sigue extendiendo”.

Lamenta el facultativo que la situación esté llevando al límite a sus colegas de profesión, por quienes rompe una lanza en una defensa que hace extensiva a todos los profesionales de la sanidad.

“Está claro que a todos nos cansa, pero especialmente a la profesión medica. Quiero defender a todo el personal sanitario y decir que estamos cansados. La gente debe tomar conciencia de que esta enfermedad, mientras no haya vacuna, se puede parar con conciencia y colaboración social, y quiero hacer un llamamiento porque, si no hay conciencia social, el cansancio, el agotamiento y encima las agresiones van a hacer que esta profesión deje de ser tan atractiva por su labor humanitaria”.

Para Gaspar Garrote, el problema de las agresiones es “multifactorial”, y en su solución deben estar implicados la ciudadanía y las administraciones, pero en mayor medida los primeros: la sociedad.

Considera que “la educación social y la carencia de valores en cuanto a las relaciones personales” es fundamental para acabar con el problema. Un problema que ya ha obligado a tomar medidas que relata el médico y que ponen de manifiesto la situación de vulnerabilidad de los galenos.

“Para sentirnos más seguros se creó la figura del interlocutor policial, que está contribuyendo a dar más seguridad en el trabajo a nuestros compañeros. Disponemos de una app, Alertcops, que permite informar al momento de la agresión y tenemos un botón de alarma en las consultas para avisar de inmediato", asevera. 

Garrote señala también que "los ordenadores deberían estar interconectados para que el resto de nuestros compañeros sepan que estamos sufriendo una agresión y en los futuros centros de salud que se construyan se habilitará una puerta trasera por la que puedan salir los médicos de su consulta si hay algún problema”.

Medidas que dan muestra del riesgo al que están sometidos quienes velan por nuestra salud y que reflejan las difíciles circunstancias en las que tienen que trabajar los médicos.

Escucha aquí la entrevista completa al coordinador de agresiones a médicos de Andalucía, Gaspar Garrote:

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?