Viernes, 22 de Enero de 2021

Otras localidades

Despoblación

Estanco, bar o pizzería a domicilio: cómo viven las tiendas de los pequeños pueblos de Cuenca

Estos establecimientos "multiusos" reciben ayudas de Diputación desde hace varios años, y han mostrado su rol fundamental en los últimos meses

Las tiendas de los pequeños pueblos acaban siendo espacios "multiusos"

Las tiendas de los pequeños pueblos acaban siendo espacios "multiusos" / Paco Auñón

Tiendas de alimentación, bares, estancos, lugar de reunión o hasta repartos de comida a domicilio… Los establecimientos comerciales en los pueblos pequeños se ven obligados a hacer de todo, y en los últimos meses han demostrado ser un recurso fundamental. Instituciones como la Diputación de Cuenca llevan varios años inyectando ayudas en estos negocios para evitar su desaparición. En el programa Hoy por Hoy Cuenca hemos conocido varias iniciativas charlando con la presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Elena Carrasco, con Ana Isabel Santos, gerente de una tienda de alimentación en Canalejas del Arroyo, y Miguel Ángel Antonio, que regenta una tienda-bar-panadería, en Albendea.

Establecimientos “multiusos”, que muchas veces cuestan dinero en lugar de generarlo, pero que son imprescindibles para mantener la vida en los pequeños pueblos . Son negocios que se ven obligados a reinventarse, según las necesidades de la localidad, y que han mostrado su importancia durante los meses del Estado de Alarma.

En Albendea, un pueblo de 120 habitantes, Miguel Ángel Antonio regentaba un horno. Cuando se jubilaron los dueños del bar, añadió también el bar, luego una tienda de alimentación de productos no perecederos, e incluso reparte pizzas caseras en los pueblos del entorno.

Ana Isabel Santos lleva dos décadas con su tienda en Canalejas del Arroyo, un pueblo de 180 habitantes. Vende productos de limpieza, alimentación y también tiene estanco.

Todo ello bajo su casa y, como reconoce, muchas veces sin horarios, porque hay que responder a las demandas de los vecinos.

Para ayudar a estos negocios, la Diputación de Cuenca lleva varios años concediendo ayudas, que rondan los 850 euros. La vicepresidenta de la institución, Elena Carrasco, reconoce que en los últimos años se ha notado un incremento de solicitudes, que espera se traduzca en mayor número de establecimientos en los pueblos.

Las ayudas son para pueblos con menos de 250 habitantes, de los que hay cerca de 140 en la provincia de Cuenca.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?