Domingo, 24 de Enero de 2021

Otras localidades

El sector del lechazo se resiente con el cierre de la restauración

Los productores advierten que se ha reducido la venta aumentando la de cordero "para las carnicerías"

Mónica Cidad y Javier Aparacio afirman que "ahora se cobre menos y hay que gastarse más"

Los dos pastores, en el tiempo de Agrocecoga

Los dos pastores, en el tiempo de Agrocecoga / Cadena SER

 La Ribera del Duero es tierra, entre otras muchas cosas, de ovino. El lechazo asado es un manjar excelente. Una oferta culinaria que cuenta con un largo proceso de producción. En el primer escalón de la cadena, la propia ganadería ovina, que con la pandemia también se ha visto resentida.

En tiempo de Agrocecoga nos hemos acercado a la realidad de dos ganaderos que han repasado como han tenido que adaptar la crianza de los animales pasando de ofrecer un producto, el lechazo para los restaurantes, a otro, el cordero para las carnicerías. Javier Aparicio y Mónica Cidad, cuentan con una explotación ganadera en la Ribera del Duero. Han querido contarnos su actual situación.

Advierten que ahora se vende más cordero, "hay que dejar que esos lechazos crezcan un poco más para venderlos como corderos y eso se traduce en que cobras menos y gastas más", afirma Mónica y explica que "nos afecta en el precio, de lo que se estaba cobrando por un lechazo respecto al cordero. Son 10 euros menos por animal a lo que se suma el gasto por tenerlo más tiempo".

Su compañero, Javier explica que "el cordero lechal" es un producto de "40 días" sobre "unos 10 o 12 kilos" pero una vez que se hace cordero tras destetarlo de la madre "son unos 15 o 16 kilos". "A esos hay que seguir dándoles de comer y también a la madre con el doble gasto que ello supone" todo eso para "dárselo al carnicero entre 30 y 35 euros" con el agravante de que "las oveja además se van desgastando".

Conocedor de como está el sector, Aparicio apunta que "nosotros estamos sacando la producción, pero sé de otros ganaderos con alrededor de 600 ovejas a los que les ha pillado bien la pandemia y de 100 cabezas como lechazo venden 25 o 30 y el resto son para cebar".

Respecto a las ayudas, "aún no hemos cobrado nada" a pesar de que "en septiembre tuvimos una inspección y se nos dijo que cobraríamos", señala Mónica, que añade que "creo que el máximo eran 1.000 euros, pero con todos los gastos que tenemos ahora, no significa mucho".

El pastoreo se adapta a los cambios

Por otro lado, a la labor en la nave se une la propia en el campo del pastoreo que también se ha visto afectado "con la redistribución parcelaria" apunta Javier que añade que "ya no sabes donde pueden comer las ovejas". En el plano anecdótico de una labor que conlleva "unas 10 o 12 horas al día", las ovejas "te lo dicen, ellas mismas, el tiempo que va a hacer". Así, "si están tranquilas y se sacuden sabes que el tiempo va a cambiar", añade Javier, al que lo que más le llama la atención es la época de nieves. "Cuando barruntan nieve apenas se mueven", apunta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?