Martes, 26 de Enero de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

Puntazo de líder

La Real Sociedad logra un trabajado y sufrido empate en Anoeta contra el Villarreal (1-1). Gerard Moreno marcó primero de penalti y después empató Oyarzabal desde los once metros. Los donostiarras siguen líderes en solitario una jornada más, y ya van seis seguidas

Chukwueze hace falta al realista Monreal en Anoeta

Chukwueze hace falta al realista Monreal en Anoeta / Juan Manuel Serrano Arce (Getty Images)

Reparto de puntos en el Reale Arena entre la Real Sociedad y el Villarreal en un partido demasiado encorsetado, con menos brillantez de la esperada, aunque muy disputado y complicado por ambos lados. El trabajo táctico de sus entrenadores, que prepararon muy bien el choque, se impuso a la calidad de sus jugadores de ataque, y hubo menos espectáculo de lo que el cartel anunciaba. Fue eso sí un partido de poder a poder que acabó en unas tablas de no agresión, porque al final pareció que los equipos querían aguantar más el botín del empate que arriesgar en busca de un gol que les podía llevar al triunfo o condenar a la derrota. El Villarreal también puede quejarse de un posible penalti de Zubimendi a Gerard Moreno con el tiempo cumplido, pero Gil Manzano no quiso meterse en problemas y decidió dejarlo todo como estaba. Reparto de puntos más que justo para los méritos de ambos, definido desde los once metros. Marcó primero Gerard Moreno, y empató después Oyarzabal. Tampoco hubo muchas ocasiones. Con el punto la Real sigue siendo el líder de Primera en solitario una jornada más, y ya van seis, que son palabras mayores, se diga lo que se diga; y el Villarreal aguanta la tercera plaza Champions de la clasificación, sumando su decimosegunda jornada seguida sin perder.

El Villarreal empezó mucho mejor que la Real Sociedad, mucho más enchufado y con más intención con el balón. Los donostiarras parecía que no habían salido aún del vestuario cuando el ‘submarino amarillo’ forzó el penalti del 0-1. Un balón dividido al que llega tarde Aritz Elustondo, que aunque toca algo el balón, se lleva puesto a Estupiñan. Gerard Moreno no fallaba desde los once metros. Los txuri-urdin fueron despertando poco a poco igualando las fuerzas del choque, mientras el Villarreal no daba continuidad a su buen comienzo.

El equipo de Alguacil le fue quitando la pelota al de Emery, y poco a poco merodearon más la portería de Asenjo, mientras que Remiro empezaba a ser un espectador delante de su portería. Los castellonenses intentaron echar la presión un poco más arriba para dificultar la salida de balón de la Real, pero el equipo realista ya había entrado en calor, y gracias a ello llegó la jugada del penalti del empate. Fue a la salida de un córner que no tenía que haberse lanzado porque en la jugada anterior había tenía que haberse decretado saque de puerta. En el saque de esquina posterior, Pau Torres le dio en la cara con su codo a Le Normand. Penalti claro que no falló el infalible Mikel Oyarzabal. El eibarrés ha marcado las 14 penas máximas que ha lanzado en su trayectoria profesional. Suma y sigue. Con ese empate se llegó al descanso en una primera mitad intensa y disputada.

Tras el descanso se esperaba que los dos equipos dieran un paso adelante en busca del partido, pero ambos equipos se quedaron en un quiero y no puedo. La Real salió mejor colocada y con más intención, y por medio de Oyarzabal tuvo alguna opción de peligro, con un remate final de Willian José, demasiado escorado y que envió a córner Asenjo. Pero luego ya apenas pudo generar peligro sobre la portería del Villarreal, tampoco estaba fino en la zona de creación. El partido cayó en intensidad, aunque siguió siendo muy disputado. Merino se llevó un buen golpe de su portero Remiro, que apenas necesitó intervenir en la segunda parte.

Por momentos, parecía que el Villarreal tomaba el mando de las operaciones; y luego era la Real la que quería tener más intención con la pelota. Pero con el paso de los minutos la sensación era que ninguno de los dos entrenadores quería arriesgar en exceso. No veían mal el punto, porque no encontraban la forma de hacer daño al rival. Había más miedo a no perder qué intención por lograr los tres puntos. Desde el banquillo se intentó aportar soluciones ofensivas, pero los jugadores más creativos se perdían dentro del orden reinante en el juego de ambos equipos. Y con algunos cambios daba también la sensación de que pensaban también en sus compromisos europeos del jueves. Al final, reparto de puntos que sigue dejando a ambos en los puestos nobles de la tabla, con la Real como lidera en solitario una semana más.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?