Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

Opinión

Otra Navidad

Julio Asencio

Julio Asencio

Julio Asencio / Radio Jerez Cadena SER

Con la llegada de diciembre, habría dedicado este comentario a la navidad tal como la entendemos aquí, una festividad que celebramos cantando en nuestras singulares zambombas y transforma Jerez en una ciudad llena de vida que se sitúa entre los destinos turísticos principales por esta fechas.

Sin embargo y por desgracia, esta vez no podrá ser, con lo que ello conlleva de severo perjuicio económico y laboral para la ciudad, tan castigada por el paro crónico. Por ello, aparte de los indispensables ERTEs, no está de más que los afectados reclamen de las distintas administraciones las ayudas financieras y exenciones fiscales que sean precisas.

Quién iba a pensar en mayo, después de tantos días de necesario confinamiento, que a fines de año padeceríamos esta segunda oleada más virulenta —nunca mejor dicho— del maldito bicho invisible. Hoy sabemos que es la consecuencia de que la llamada desescalada se llevó a cabo con demasiada prisa por “salvar el verano”, de ahí que hayamos desembocado en esta crítica situación de contagios y muertes por coronavirus, con cifras alarmantes que superan a las que hubo en los primeros meses de la pandemia.

Pese a la evidencia del desastre y la saturación de nuestros esforzados sanitarios, ahora toca “salvar la navidad”. Se comprende la preocupación de gobernantes y empresarios por remontar la crisis económica, pero parece que “salvar la vida” (como rezaba la certera viñeta de Peris hace unos días) es lo de menos o digamos que se ha quedado en segundo plano.

¿Adónde se ha ido el sentido común más elemental? Y esto incumbe también a la conciencia de los ciudadanos. Da miedo haber visto en muchas ciudades esas marabuntas de gente agolpada en las calles por el simple motivo de ver los alumbrados navideños… No quiero ni pensar en lo que pasará cuando lleguen los días más señalados de festejos y compras, con el riesgo de una tercera oleada a la vuelta de enero según nos están avisando las autoridades sanitarias. Se impone, pues, reducir al máximo nuestras relaciones sociales y familiares extremando toda prevención frente a la enorme capacidad de contagio del covid.

Nadie, en su sano juicio, puede negar que la salud es lo primero, una frase tópica que solemos decirnos y que ahora se nos ha vuelto un imperativo categórico para todos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?