Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Al ser diferente en síntomas en mujeres y hombres, a veces la COVID-19 no se diagnostica y algunas mueren"

La catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante, María Teresa Ruiz Cantero, advierte del sesgo de género en el diagnóstico precoz de la enfermedad, que ha hecho que muchas mujeres no hayan sido diagnosticadas a tiempo y que en ellas sea más común la COVID persistente

El coronavirus también entiende de género. Las mujeres se han contagiado más que los hombres y en ellas la mortalidad ha sido mayor durante los primeros meses de la pandemia. Pero no solo. La COVID-19 esconde también el conocido como sesgo de género en el diagnóstico precoz de la enfermedad, que está detrás del mayor índice de mortalidad y de que sean ellas, también, las que más sufren el llamado COVID persistente.

La catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante, María Teresa Ruiz Cantero, explica que la COVID-19, como sucede "en múltiples enfermedades", en ocasiones "no se detecta y no se trata al ser distinta en síntomas en hombres y mujeres". Por ejemplo, las mujeres no han manifestado la COVID tan frecuentemente con neumonía y asfixia -dos de los criterios básicos de ingreso en la primera ola de la pandemia-. También ellas sufren más secuelas de la enfermedad (79 %) y durante más tiempo, según un estudio de la Sociedad de Medicina Familiar.

Por tanto, "hay una parte de mujeres a las que no se les ha diagnosticado el coronavirus y han muerto fuera del hospital y otra que se ha quedado con problemas de salud", lamenta Ruiz Cantero.

De hecho, la mortalidad en los hospitales es superior en hombres (60 %) que en mujeres (40 %), pero no la real. Pues, según datos del INE, en las residencias ha fallecido un 65 % de mujeres y un 35 % de hombres, mientras que también es mayor en mujeres (33 % frente a 18 %) el porcentaje de quienes han muerto con sospecha de la enfermedad pero sin prueba confirmada.

Además, su papel como cuidadoras las ha puesto en la primera línea de los contagios tanto en las casas particulares, como en el entorno sanitario y en los geriátricos. Esta realidad cristalizó, sobre todo, durante el confinamiento. 

Ruiz Cantero explica que, cuando estalló la pandemia, había más contagios entre hombres que mujeres, pero "justo 14 días después de que se decretara el confinamiento domiciliario de marzo"cambió la tendencia y así se ha mantenido hasta ahora, con más casos entre mujeres.

"Queríamos saber por qué en países como China había más contagios en hombres que mujeres y en otros como Corea del Sur, más mujeres que hombres. En España inicialmente había más hombres y 14 días después del confinamiento, cambió", explica.

En este sentido, y sobre el rol de las mujeres como "controladoras de enfermedades" a lo largo de la historia, deja una reflexión. Considera que "se ha tomado poca consideración el grado de experiencia de madres y abuelas" y cree que se podían haber aprovechado mejor las herramientas de las mujeres para controlar la expansión del virus en sus domicilios.

En la parte superior de la noticia puedes escuchar esta y otras reflexiones en la entrevista íntegra en Hoy por Hoy Alicante.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?