Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Inmigración irregular

La Isleta y El Lasso, los barrios de los campamentos de migrantes

La Isleta y El Lasso, en Las Palmas de Gran Canaria, son los únicos barrios de Canarias que a día de hoy cuentan con campamentos de acogida de migrantes en funcionamiento. En el Colegio León se acogen a unas 300 personas y en el antiguo acuartelamiento Canarias 50 se podrá llegar a albergar a unos 1.300 extranjeros. Aunque la mayoría de los vecinos aseguran que no han tenido ningún problema de convivencia con las personas llegadas en pateras, algunos temen que aumente la inseguridad en sus calles.

Dos jóvenes migrantes en el barrio de La Isleta

Dos jóvenes migrantes en el barrio de La Isleta / David Perdomo

Las Palmas de Gran Canaria

A La Isleta y El Lasso les separan unos 8 kilómetros. Son dos barrios populares, uno en la punta norte de Las Palmas de Gran Canaria y otro en los límites del sur de la ciudad, a los que la inmigración irregular les ha unido. Por ahora son las dos únicas zonas de Canarias, sin contar con el CATE de Barranco Seco, que cuentan con campamentos de acogida de migrantes en funcionamiento. Son dos de los siete centros, que están dentro del Plan Canarias elaborado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad y Migraciones; en los que se instalarán carpas para crear 7.000 plazas de acogida para extranjeros llegados en pateras o cayucos al Archipiélago.

Campamento de acogida del Colegio León en El Lasso / David Perdomo

El primero en abrir sus puertas fue el antiguo Colegio León ubicado en el barrio de El Lasso. En este centro educativo, cerrado por los daños provocados por un temporal a principios de 2018, se acoge a unas 300 personas desde mediados del pasado mes de diciembre. Desde lo alto de la carretera que cruza el barrio se puede ver la decena de carpas levantadas en el patio donde antes jugaban los escolares. Allí ahora pasan sus días los migrantes, junto a los voluntarios y trabajadores que los atienden, entre ellos los tres únicos vigilantes de seguridad del campamento, uno en la puerta de acceso y otros dos haciendo rondas en el interior. Cerca del colegio apenas se escucha ruido. Los migrantes, que no tienen mucho que hacer ni con qué distraerse en el campamento; pasean por la zona, están sentados charlando entre ellos o, la mayoría, en silencio.

"Los inmigrantes sólo tienen algunos juegos de mesa y dos o tres pelotas con las que juegan al fútbol, aquí las horas se les hacen eternas", nos cuenta una de las trabajadoras del centro que nos pide que no digamos su nombre "porque no me dejan hablar con los periodistas." Los inmigrantes del Colegio León, al igual que los de los otros centros de acogida, pueden entrar y salir con libertad ya que no están presos. Tienen un horario establecido "que todos suelen cumplir sin problemas", nos asegura la trabajadora. "La mayoría de los migrantes son personas tranquilas. Son chicos jóvenes que no causan problemas, excepto alguno que suele alborotar al grupo."

Los vecinos de El Lasso han sido testigos de esos alborotos. Como peleas entre los propios inmigrantes, "que se han llegado a tirar piedras unos a otros", como explica Manuel, que vive justo enfrente de la entrada del campamento. "Hemos tenido que llamar a la Policía porque hemos visto cómo se pegaban unos a otros. Una noche llegó un inmigrante borracho, descalzo y algo agresivo. Los otros extranjeros le impidieron que entrara al centro por cómo venía pero aún así intentó bajar sin zapatos por la loma que separa al colegio de la carretera para entrar en las carpas." Manuel ve lógico esas peleas, "la mayoría son jóvenes de 18 años que están  hacinados en esas canchas. No es cosa de nacionalidades, si fueran 300 chicos canarios seguro que las peleas serían aún peor." Juana, otra vecina de El Lasso, cree que nunca deberían haber instalado el campamento en el barrio pero "ahora me dan pena los muchachos, son chicos jóvenes que están atrapados en esas carpas". Pese a estos incidentes la mayoría de los vecinos aseguran que no han tenido problema con los inmigrantes, "nos saludan y siguen su camino; la verdad que no nos han molestado."

1.300 plazas en La Isleta

En La Isleta llevan menos tiempo conviviendo con inmigrantes llegados recientemente en pateras o cayucos. Esta semana se ponía en funcionamiento el campamento del antiguo acuartelamiento Canarias 50, con un aforo de unas 450 personas que durante las próximas semanas se ampliará hasta llegar a unas 1.300 plazas de acogida. Este campamento, pese a que está en mitad del barrio, es más inaccesible. Sus carpas no se pueden ver a simple vista ya que se esconden entre los altos muros del antiguo cuartel.

"Vivimos con inseguridad", explica José Miguel, un vecino que lleva toda la vida viviendo en la calle Tecén. "En mi edificio hemos decidido cerrar con llave el garaje a partir de las 20:00 horas. No hemos tenido ningún problema con los inmigrantes pero hemos visto los vídeos de otras zonas de la isla y la pelea de la otra noche y nos preocupa lo que pueda pasar", nos dice. La pelea a la que se refiere José Miguel ocurría a principios de la semana cuando varios inmigrantes se enzarzaron en una pelea. "A mí me sorprendió la cantidad de policías que llegó en un momento a esa pelea. Normalmente hay discusiones entre jóvenes del barrio y nadie viene y a ésta vino todo un regimiento", nos cuenta Yaiza, otra vecina de La Isleta. "Desde mi ventana vi lo que pasó, era una pelea entre chicos jóvenes pero como eran extranjeros se sobredimensionó. Algunos vecinos racistas se pusieron a insultarles y escuché cómo un agente de la Policía Nacional dijo, porra en mano, que si pudiera los mataría a todos", relata Yaiza. Según esta vecina, su hijo recibió un mensaje al móvil para que se uniera a un grupo contra los migrantes. "Algunos vecinos se están organizando para, simplemente, dar leña a los inmigrantes", asegura Yaiza que añade que "hay jóvenes del barrio, que venden droga, que no quieren que los migrantes estén aquí porque esto supone mayor presencia policial."

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?