Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

Economía

Diez meses de COVID y sus consecuencias en las empresas madrileñas

Representantes de asociaciones empresariales del norte y sur de la Comunidad de Madrid analizan la situación del sector en la actualidad

Muchos negocios se han visto obligados al cierre temporal o definitivo por la crisis sanitaria que vivimos.

Muchos negocios se han visto obligados al cierre temporal o definitivo por la crisis sanitaria que vivimos. / doble-d (iStock_ Getty Images Plus)

Algo más de diez meses después de que la pandemia se declarase en España, la situación de las empresas en la Comunidad de Madrid sigue en el ojo del huracán. Pymes que aguantan el temporal como pueden, cierres temporales que se convierten en definitivos y sectores que sobreviven agarrados a la tabla de una deseable mejoría que no termina de llegar. Pero, ¿qué radiografía del sector se puede hacer mirando hacia atrás con todo lo vivido en un complicado 2020?

Luis Suárez de Lezo, Secretario General de AICA, asociación de empresarios de Alcobendas, reconoce en una entrevista con SER Madrid Sur que “la potencia empresarial” de una ciudad como Alcobendas, “ha sufrido las consecuencias del COVID”, aunque la esperanza es que “hay una base empresarial sólida y potente y seguimos siendo la segunda ciudad en facturación de multinacionales y la tercera ciudad en facturación de empresas de España”.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

A pesar de todo, sí señala a las áreas comercial, hostelera y turística, con el turismo de negocios, como las más afectadas y donde se han producido más cierres. “Alrededor del 10% de las empresas han cancelado su actividad, aunque no tiene que ser de forma definitiva, los ERTES han ayudado a mantener la empresa, pero más de un año, es bastante insostenible”. Según un estudio de CEIM cerca del 70% de las empresas han continuado al 50% con su actividad y un 30% han estado al 100%.

En el sur de Madrid, los más afectados también son comercio, hostelería y textil, según a contado a SER Madrid Sur, José Manuel Roldán, presidente de la asociación de empresarios de Fuenlabrada, AEFSUR, quien afirma que “el diagnóstico” a diez meses vista es “muy grave y complicado”.

¿Las soluciones?

Y para afrontar una complicada situación que no parece mejorar, al menos, a corto plazo, ambos apuntan a ayudas directas, pero también a plantearse la posibilidad de despido después de los ERTE. “El gran problema es que los ERTES pueden ser válidos para un momento puntual, pero si se prolongan a lo largo del tiempo dejan de tener relevancia, sobre todo con la obligación de no despedir. Si baja la actividad de la empresa y tiene que mantener a todos los trabajadores que tenía antes, cuando facturaba más, eso es insostenible, llevará al cierre y al paro a los empleados. Esto es una incongruencia que no terminamos de comprender”, afirma Suárez de Lezo. Con la misma opinión, Roldán habla de los “puestos zombies, gente que va a volver de los ERTES y por nivel de producción y ventas, al poco van a estar en la calle, por eso hay que pensar en ayudas para la transformación de las empresas, para que puedan ser productivas”.

Pero además de esto, Suárez de Lezo plantea buscar otros apoyos, por ejemplo, en la parte fiscal, porque “es absurdo pagar impuestos sin que haya actividad, además de ayudas directas a la parte del sector que más lo necesita”, afirma. Un sector acostumbrado a sobrevivir, como dicen desde AEFSUR, aunque no estaría mal recibir “ayudas a la contratación y para generar empleo de calidad, porque si generas buen empleo al final la gente va a consumir más y esto afectará a los negocios”.

Nuevas restricciones

Las nuevas restricciones de horarios y toque de queda en la región cree Suárez de Lezo también van a afectar a las pymes. Ya no tanto por éstas últimas medidas, dice, sino por “todas las que llevamos, va a ser otro clavo más, para algunos puede ser la puntilla”, al no haber otros apoyos al margen. Algo similar opina Roldán, quien resalta que se está pagando la mala comunicación o “poca conexión”, entre administraciones, empresarios y trabajadores. “Estamos pagando el patao, desde aquí pido mejor comunicación y entendimiento”. Y siempre con la esperanza puesta en un futuro cercano. “A ver si los datos mejoran, son sólo son dos semanas de estas restricciones y se puede volver a ingresar y facturar”, dice el Secretario General de AICA.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?