Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

LA FIRMA CON 'EL GARRANCHO' 19 FEBRERO 2021

El que tenía una radio era un rey

Doña Concha junto a su primera radio de válvulas

Doña Concha junto a su primera radio de válvulas / El Garrancho

“El que tenía una radio era un rey”

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

 Acaban de escuchar a Concepción Otón Solano apodada “La Lora”, viuda desde hace 13 años, con 3 hijas, 5 nietos y 8 biznietos. Nació hace 90 años en Los Roses de Arriba del Palmero, en la Diputación de La Magdalena, zona oeste de Cartagena. Se quedó sin madre, con 3 años junto con cinco hermanos.

Concha tenía 6 años cuando estalló la guerra. Recuerda con terror aquella etapa de su infancia: “me ponía frenética, no podía resistir el ruido de los aviones”. Las bombas también caían en el campo. La noche del bombardeo de las cuatro horas explotó un proyectil cerca del Palmero y arrasó un viñedo.

Al mismo tiempo, Antonio Aznar Pallarés apodado “El Blanco”, que en el futuro sería su marido, con 21 años de edad se alistaba en el Ejército Popular, terminando a bordo de un carro de combate de la división dirigida por “El Campesino”, apodo del comandante Valentín González, que luchó en la Guerra Civil Española en defensa de la república.

Antonio Aznar Pallarés. Terecro de la última fila izquierda de la fotografia. El mas alto. media 1´94 cm. 46ªdivisión del Ejercito Republicano carros de combate / El Garrancho

Participó en las cruentas Batallas de Brunete, en la ofensiva del Ebro, en los frentes de Aragón y Segre, hasta su derrota y retirada en 1939, camino de uno de los campos de internamiento franceses que albergaron a parte del medio millón de españoles que traspasaron la frontera, huyendo tras el fin de la Guerra.

Antonio” El Blanco”, nacido en Los Pinos, en la finca de Los Pérez, tardó varios años en conseguir los avales necesarios para poder volver a su casa. Tan deteriorado regresó, que sus padres no lo reconocieron cuando fueron a recogerlo a la Estación del ferrocarril de Cartagena. Tuvo que ponerse delante del carro cuando se marchaban.

Concha y Antonio se conocieron en 1949 en los bailes de Cuesta Blanca y tras un breve noviazgo, contrajeron matrimonio y se trasladaron a Los Carriones.

Campo de internamiento de Le Barcarés. Francia. Antonio Aznar Pallarés. / El Garrancho

A Concha la enseñó su marido a segar, a trillar, a aventar, a garbillar. “Echaba los haces de cebá con la horca en el carro como los hombres”. Manejaba a la mula “Pastora”, que no se entendía bien con su esposo y lo acompañaba en las duras tareas agrícolas que eran el sustento de su familia, además de atender las tareas del hogar y la crianza de sus hijas.

En aquellos años “el que tenía una radio era un rey “. Su vecina tenía una y se juntaban en el porche a escucharla, hasta que ellos pudieron encargar una radio de válvulas, que todavía hoy conservan.

Antonio Aznar Pallarés y Concepción Otón Solano. Trabajando en Los Carriones / El Garrancho

Concha encendía el receptor cuando echaban música y coplas. Una de las emisoras favoritas de la época era Radio Andorra que emitía programas de entretenimiento y listas interminables de discos dedicados. Las radionovelas como “El Conde de Montecristo” o “Ama Rosa” también ocupan parte de sus recuerdos.

Cuando su marido llegaba cansado de trabajar las tierras, cenaba y ponía la radio, pero sintonizaba cosas que a Concha no le iban. No le gustaba escuchar la Pirenaica. Cuando él ponía eso se apartaba. ‘Radio España Independiente estación Pirenaica’ fue una emisora clandestina contra el franquismo que emitió hasta la llegada de la democracia en 1977. El simple hecho de escucharla, ya se consideraba un gesto de oposición al régimen y podía acarrear pena de cárcel.

La radio ha formado parte de la historia personal de Concha y Antonio, como forma parte de nuestra historia. Debemos escuchar mucho a nuestros mayores, para conocer nuestro pasado

y valorar el presente. Conviene reflexionar sobre su ejemplo de superación, tras atravesar periodos de sufrimiento y penurias quizás mucho más duros que los actuales.

Como dice un querido amigo “obrero de las ondas”, que ha compartido gran parte de su existencia en esta emisora con todos ustedes dejando una gran huella: “La radio sigue y por supuesto seguirá contando las cosas y la vida”.

Se despide esta firma con una décima compuesta y recitada para esta especial ocasión por Patricia Navarro “La trovera”, una persona muy próxima a Nazaret Navarro, nueva voz y joven promesa de Radio Cartagena Hoy por Hoy:

Miguel Meroño has estado

Más de 30 años aquí

Y ahora Radio Lorca a ti

Con cariño te ha arropado

Ay qué bien has presentado

La radio, cada semana

Ahora le toca a mi hermana

Encender el altavoz

Porque ella será la voz

Que oigamos cada mañana.

Que tengan buen fin de semana radioescuchas de la SER de Cartagena

El Garrancho

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?