Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

Libro 'De prisiones, putas y pistolas'

Manuel Avilés, exdirector de Nanclares: "Había que extender la lucha contra ETA a las prisiones"

El que fuera director de la prisión de Nanclares de Oca cuenta en el libro 'De prisiones, putas y pistolas' como Antonio Asunción puso en marcha la estrategia para debilitar a la organización desde dentro de los centros penitenciarios

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

"Antonio era un genio". Manuel Avilés (Huétor Tájar, Granada 1954) lo declara con orgullo. Cree a pie juntillas que a Antonio Asunción, exdirector de Instituciones Penitenciarias y exministro del Interior, no se le han reconocido todos los méritos y todas las iniciativas que llevó a cabo para acabar con la banda terrorista ETA. 

En el libro 'De prisiones, putas y pistolas' cuenta como tras la llegada de Asunción a Instituciones Penitenciarias a finales de los años 80, se puso en marcha una estrategia para romper el 'monolitismo' que hasta entonces caracterizaba a los presos de la banda terrorista.

Portada del libro 'De prisiones, putas y pistolas', de Manuel Avilés / Editorial Alreves

Avilés narra cómo el entonces director general de Prisiones le embarcó en esta estrategia y le trasladó desde la prisión de Fontcalent (Alicante) a la de Nanclares de Oca (Álava). Allí, en el año 91, como director del centro penitenciario grabó conversaciones de etarras que criticaban los atentados que llevaban a cabo sus compañeros. Estas cintas, tras ser emitidas por la SER, se convirtieron en una bomba de relojería que empezó a agrietar a la organización.

Además, Avilés reconoce como la dispersión de presos de ETA también fue una estrategia acertada para seguir debilitando sus estructuras. Sin embargo, en la actualidad, tras la disolución de la banda en 2018, mantener esta práctica carece de sentido.

El exdirector de varios centros penitenciarios de nuestro país asegura en esta conversación, que hace años le ofrecieron escribir este libro. Lo descartó rotundamente. Sin embargo, se lo replanteó tras el fallecimiento de Asunción -el 5 de marzo de 2011-. Ahora, con este relato, que no deja de poner de manifiesto la historia de como desde dentro del Estado se actuó contra ETA, pretende homenajear al que fuera su superior jerárquico y su amigo.

Manuel Avilés tras la entrevista en Radio Alicante SER / Silvia Cárceles

Avilés, en la actualidad jubilado, también explica el porqué del título del libro. Asegura que cuando hace referencia a las putas, recuerda que tras convertirse en funcionario de prisiones llegó a Alicante para trabajar en Fontcalent. Lo hizo con una maleta y sin tener un lugar donde alojarse. Encontró acomodo en una pensión dedicada a la prostitución. Luego, se alojó en una pensión cercana. A las chicas que allí trabajaban, muchas veces también se las encontraba dentro de los muros de la cárcel. Y dentro del talego y fuera de él, pudo empatizar y entender la dureza de las vidas a las que se veían abocadas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?