Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Valencia CF

Peter Lim ha convertido un club centenario en un meme

El príncipe de Johor protagoniza el penúltimo capítulo del destarifo que Meriton sigue perpetrando en el Valencia

Publicación del Príncipe de Johor en Instagram.

Publicación del Príncipe de Johor en Instagram. / Instagram

Me encantaría saber cómo se sienten esta mañana los patronos que pegaron la cabotá a la venta del club en 2014 sin tener toda la información y rumiando que algo no cuadraba. Cuando hablo de los patronos, me refiero a los que todavía conserven un ápice de principios y vergüenza torera. De Amadeo Salvo y Aurelio Martínez no esperamos nada. Ambos seguirán con el silencio cómplice y sonrojante de estos siete años. Todo el valencianismo les recordará por lo que son. Culpables de una venta que fue un tongo desde dentro.

Mientras el equipo se desangra y sigue acercándose cada vez más al abismo del descenso, mientras la deuda societaria aumenta y el verano acecha con una obligación de venta de jugadores por beneficio neto de más de 30 millones de euros, mientras la ATE está incumplida y el Nuevo Mestalla lleva parado doce años, en las últimas horas ha vuelto a aparecer en nuestras vidas el príncipe de Johor. Tunku Ismail Ibni Sultan Ibrahim, amigo personal de Peter Lim, ha compartido una serie de imágenes a través de las stories de su cuenta oficial de Instagram. En dichas publicaciones y en la respuesta a alguno de los comentarios que recibe, desliza la posibilidad de entrar a formar parte del accionariado del Valencia CF SAD. En una de las secuencias publicadas, hasta se permite el lujo de decirnos que no cambiará el escudo de la entidad o las tradiciones de la misma. Debe creerse que tenemos que darle las gracias por ello.  

Cada uno es muy libre de pensar y sentir lo que considere. Seguro que ya hay alguno preparando la cartulina verde y los aplaudidores para acudir a Manises a recibir el avión dorado del principito. Pero convendría aprender del pasado. Considero un insulto que los amigos del máximo accionista jueguen con el Valencia en redes sociales como si esto fuera el FIFA. Tolerar las frivolidades de su colega en Instagram no es más que otra evidencia de lo poco que le importa todo esto. "Cuando uno consigue un sueño no lo destroza", dijo Amadeo Salvo en su día sobre Lim. Mentira. Mentira. Mentira y mil veces mentira.

Sea cual sea el trasfondo de las charadas del príncipe de Johor en Instagram, el asunto no es de recibo. Tanto da. Si está coadyuvando a iniciar el proceso de subasta del club para que Peter Lim consiga un aumento en el precio de las pujas, mal. Si está pensando realmente en adquirir un porcentaje de las acciones del club porque se viene una ampliación de capital, peor. Y ya no quiero ni pensar que todo sea la vacilada de un tipo aburrido de conducir deportivos, contar pasta y jugar a los soldaditos. Me repugnó ver cómo colgaba ayer una imagen de Albelda como si tuviera la más mínima noción de quién fue David para Mestalla.

En esto se ha convertido el club que heredamos de nuestros padres. En un burdo meme. Vayan preparando el tiffo: "Benvingut, prince of Johor". Pobre Valencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?