Martes, 13 de Abril de 2021

Otras localidades

Ratificada la multa por la disputa de un tobogán que iniciaron unos niños cuyos padres terminaron a tortas

El militar, de pie, y resto de acusados durante una de las sesiones del juicio en la Audiencia de Valladolid.

El militar, de pie, y resto de acusados durante una de las sesiones del juicio en la Audiencia de Valladolid. / Europa Press

El motivo fue un tobogán. Una disputa que empezó entre niños y que terminó con los padres a golpes. Unos hechos que ocurrieron en 2018 en el municipio vallisoletana de Arroyo de la Encomienda y sobre el que se pronuncia ahora el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La sentencia de la Sala de lo Civil y Penal del TSJCyL rechaza el recurso interpuesto por Fiscalía y confirma en su integridad el fallo de la Audiencia de Valladolid, que zanjó con meras multas el proceso. Pronunciamiento a pesar de que el fiscal del caso había solicitado incluso hasta cárcel.

La Audiencia Provincial, en sentencia ahora ratificada, absolvió de todos los cargos a Carlota F.L. y condenó a su marido, José Antonio P.G, al pago de una multa de 90 euros por un delito de maltrato, junto con el pago de una cuarta parte de las costas. Además,  impuso una multa de 180 euros a Daniel B.G. por lesiones leves, junto con el pago de una cuarta parte de las costas y de 500 euros de indemnización a favor de Alejandro P.Ch, según la información del Gabinete de Prensa del TSJ.

Este último, Alejandro P.Ch, también fue condenado, en este caso como autor de dos delitos de lesiones leves, por lo que habrá de abonar de una multa global de 360 euros, dos cuartas partes de las costas y una indemnización de 150 euros a favor de Carlota F.L y de 500 euros a favor de Daniel B.G.

En su fundamentación, la sala justificaba la absolución del delito de lesiones graves supuestamente cometido sobre el militar en el hecho de que "no se ha probado en modo alguno con fehaciencia la causa de la
lesión de éste, siendo lo más probable que fuera causada al descender
del tobogán, aún sin poder afirmarlo plenamente, a tenor del
resultado de la prueba médica practicada en juicio oral".

Durante la vista, el principal lesionado aseguró al tribunal que aquel día podía incluso el desenlace pudo ser fatal. "¡Si en lugar del pie me cogen del cuello, estoy muerto!", mantuvo durante el primero de tres días de juicio el militar Alejandro P.Ch, de 43 años, quien desde entonces sigue de baja por una grave lesión en el tobillo--sufrió una fractura del lisfranc de la que fue operada--y se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico y psicológico.

Del día de los hechos, el militar negó que antes de la violenta pelea se dirigiera con insultos de contenido sexual a los hijos de los otros acusados al recriminarles por haber quitado el precinto de un tobogán en el que jugaban sus hijas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?