Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

FOROS DE LA CADENA SER

Servicios, empleo femenino y banda ancha: los retos de la despoblación en Teruel, a debate

La Cadena SER presentó 'La España Vaciada' en Calamocha, un espacio donde se ha analizado si los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la recuperación verde tras la pandemia sanitaria permiten vislumbrar un futuro optimista para la provincia

Vuelve a ver la primera parte del foro sobre despoblación en Calamocha / CADENA SER

La provincia de Teruel es un ejemplo de cómo construir el futuro en positivo. Es uno de los mensajes que han lanzado los participantes en el II Foro de la Despoblación de la Cadena SER que se celebra en Calamocha organizado  en el Museo del Jamón.

En este encuentro se ha dado voz a personas que trabajan y residen aquí, y que, con sus proyectos vitales y profesionales, con compromiso e ilusión la llenan y dinamizan. Calamocha es la capital de la comarca del Jiloca, una de las 10 que conforman la provincia más al sur de Aragón en la que reside el 10% de toda la población de esta Comunidad Autónoma.

Experiencias de jóvenes emprendedores, de familias que han vuelto a vivir en pueblos de la provincia o el papel que juega la escuela rural son experiencias que han permitido ver la fotografía actual del medio rural turolense, en mesas redondas y ponencias moderadas por la escritora y periodista Ángeles Caso.

Faltan servicios, empleo femenino y, sobre todo, banda ancha. Pese a esos déficits, vivir en un pueblo compensa, y hay proyectos que permiten ver con optimismo el futuro. Así lo destacaba el alcalde de Calamocha y presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Manolo Rando, que destacaba, además, cómo la simbiosis que forman las iniciativas públicas y privadas va a permitir garantizar que aquello que elijan un pueblo para vivir puedan hacerlo.

Cambio de enfoque. Un modelo de educación de vida y de trabajo diferente

En la primera mesa redonda, se ha planteado que nuestra sociedad está enfocada desde el punto de vista urbano, en la que el mundo rural no está reflejado, y eso se puede ver en la educación, en la forma de vivir el día a día o de trabajar.

Juan Carlos Rubio, autónomo electricista en Calamocha y accionista de Feníe Energía, ha indicado que trabajar en el medio rural "nos da la posibilidad de acercarnos a nuestros clientes y asesorarles". Además, cada vez se encuentra más con que "la gente se preocupa por el entorno y por las energías renovables y limpias".

Una de las carencias es las conexiones digitales. Lo señalaba Susana Lahuerta, de Laurel y Tomillo: "Una vez que necesitas estudios superiores, tienes que salir de tu pueblo" y "el medio rural sin banda ancha no va a salir adelante”. "De una forma u otra, hay que formarse".

Mireia Rodríguez, natural de Oliva (Valencia), ha decidido fijar su residencia en Perales de Alfambra, ha remarcado el impulso de la mujer en el medio rural y su formación para trabajar en cualquier sector.

Y uno de los pilares, la educación. Javier Castillo, maestro rural y natural de Santoña. Ha explicado su experiencia en la provincia de Teruel y cómo es el trabajo en las escuelas, con alumnado de diferentes edades.

"Nadie nos prepara" para la educación multigrado en el medio rural. Considera que “tiene que haber un desarrollo normativo para la escuela rural”, al tiempo que añade que "un punto a favor es que se están creando una serie de plazas para que haya continuidad del maestro y el alumnado no recibe cada año a uno nuevo"

Crecimiento y equilibrio. Un reto ambiental, económico y social

En la segunda mesa redonda, se ha abordado la búsqueda del crecimiento y el equilibrio. Una de las dificultades es también la brecha con las administraciones que, según los participantes, desconocen la realidad del medio rural, una visión que se basa a veces en que son lugares de fin de semana.

Un ejemplo lo ponía José Antonio Guillén, de CEOE Teruel y SSPA: "Hace 5 o 6 años no se hablaba de despoblación sino de cambio climático" en la Unión Europea. Por eso, "buscamos plan B" y "la idea era decir a Bruselas que, si no se asentaba población, se iba a perder biodiversidad".

Además, se ha puesto sobre la mesa que hay una interdependencia, porque "las ciudades sin los pueblos no podrían existir", ya que "proveen de alimentos, y las tareas deberían compensarse”, como el pastoreo para mantenimiento de los montes o la agricultura para la preservación de los suelos, ha propuesto Marta Barba, coordinadora del Centro de Innovación en Bioeconomía de Teruel.

La pandemia ha traído cosas positivas, señalaba el presidente de la DPT, Manuel Rando, como que se conozca que la España interior "tiene muchas oportunidades" para elegir una opción de vida, más saludable y que permite tener más tiempo.

En esta misma línea, Sira Plana (de Apadrina un Olivo, de Oliete) ha aportado que quien ha tenido posibilidad de teletrabajar desde un pueblo durante la pandemia "se veía como un lujo" y ha sido positivo para plantearse volver al medio rural.

Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible

La profesora de Sociología de la Universidad de Zaragoza, investigadora sobre transición a la sostenibilidad y analista política en la Cadena SER – entre otros medios - , Cristina Monge, ha analizado los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las oportunidades del medio rural.

Cristina Monge durante el foro / CADENA SER

En su ponencia, el mundo rural "tiene características propias pero los grandes retos a los que se enfrenta son los mismos que el resto del mundo". Los ODS, en opinión de Monge, tienen dos columnas: “personas y planeta; un frontispicio, que son las alianzas; y en la base, una apuesta clara por la calidad democrática de nuestras instituciones".

La pandemia “nos ha cambiado” y "somos radicalmente ecodependientes" y es ahora cuando "hemos aprendido que nosotros somos parte de la bioesfera, estamos sometidos a sus vaivenes y ha aumentado la conciencia ambiental".

En este escenario, “la apuesta por la transición ecológica tiene que ser justa" y "no puede permitir que unos territorios estén al servicio de otros; somos interdependientes”.

Sostiene que “el medio rural necesita al urbano y viceversa". Otra de las claves que deja la pandemia es la seguridad: "Una sociedad es más segura si no depende de otros para alimentarse, disponer de energía o poder fabricar respiradores para UCI", ha incidido Monge.

Gestionar el presente, invertir en futuro

La necesidad de buenas redes de comunicaciones digitales ha quedado plasmado durante la pandemia: "Se ha duplicado la demanda de líneas de banda ancha", ha afirmado Etién Aldea, director de comunicación de Embou – Conectando Aragón. Ha señalado además que "hay gente con iniciativas, con ideas; hace falta dotar con servicios a los pueblos para que haya empresas" con "colaboración público-privada y que se tengan en cuenta a todos los actores”.

En esta tertulia, ha participado el alcalde de Alcorisa, Miguel Iranzo, que ha señalado que “la creación de nuevas empresas es vital para que no se nos vaya la gente” y la alcaldesa de Villafranca del Campo y presidenta de la comarca del Jiloca, Yolanda Domingo, ha resaltado que “tenemos que hacer un llamamiento a potenciar las comarcas, que tiene que ser la administración para dar servicio a los pueblos más pequeños".

En esta misma línea, Sara Ros, alcaldesa de Camañas: "En los pueblos la familia se queda si la mujer se queda”. Aquí, la escuela infantil “surgió porque la conciliación familiar resultaba complicada".

Cooperación y alianzas para emprender

El emprendimiento en el medio rural es mayor que en las ciudades. El porcentaje de mujeres emprendedoras es superior al de los hombres. En la mesa redonda de la tarde pymes y autónomos, fundamentales en las economías locales, son los protagonistas junto algunos de los responsables de incentivar y ayudar que se instalen nuevas empresas y, sobre todo, que lleguen nuevas ideas.

El foro se reanudó por la tarde con otra mesa redonda sobre emprendimiento y una ponencia sobre el papel de la mujer en el mundo rural / CADENA SER

El alcalde de Gúdar y  vicepresidente de la Diputación Provincial de Teruel, Alberto Izquierdo, al contrario de lo que se ha puesto sobre la mesa durante el foro, ha puesto el foco de atención hacia otro lado: “El problema de la gente de la despoblación no es de falta de trabajo, es cultural. Hace no mucho marcharse del pueblo era un éxito”. Considera que"el pesimismo es el mayor enemigo del mundo rural" y conoce a muchos agricultores y ganaderos que lo son porque quieren pero cree que el problema "es la rentabilidad" y que habría que replantear el sistema "para que las ayudas sean justas y sean para quien trabaja".

En esa línea, la gerente de Adri Jiloca Gallocanta, Lucía Sevilla, cree que es "el mejor momento para el medio rural" pero que sigue haciendo falta dar facilidades para que la gente que no tiene familia con un negocio instalado ya en la región y, por tanto, necesite inversión para empezar, pueda tener acceso fácil a esas ayudas al comienzo aunque es importante que luego "el negocio sea viable por sí mismo". La responsable del Área de Auditoría Caja Rural de Teruel, Eva Febrero, también piensa que "no hay oportunidades para la gente joven" pero el de Verónica Valenzuela es un buen ejemplo de alguien que empezó de cero. Tras estudiar Bellas Artes, volvió al pueblo y ahora es copropietaria Quesos Ojos Negros.

El presidente Cámara de Comercio e Industria de Teruel, Antonio Santa Isabel, coincide con el alcalde de Gúdar en que en que hay trabajo en la provincia pero cree que lo que hace falta es "trabajo cualificado" y acompañarlo de medios: "Si viniera el genio de la lámpara le pediría despertarme y que hubiera fibra en toda la provincia porque todas las empresas importantes que han apostado por el territorio tienen ese problema".

El medio rural aragonés desde una perspectiva de género

Mari Luz Hernández, profesora de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza, ha puesto en valor el papel de la mujer en el mundo rural y ha dado seis razones: por su implicación en el desarrollo territorial, por la invisibilización en el mundo agrario durante décadas, porque fueron las primeras en emigrar, porque tienen más dificultades para conseguir empleo, porque se han convertido en emprendedoras y por juticia social.

Esta experta destaca que casi 6 mujeres de cada 10 se ven obligadas a emprender en el mundo rural y que las que más lo hacen tienen entre36 a 45 años: "De más de 55 años también hay mujeres emprendedoras y bien valientes que son", apunta. Quedan muchos retos pero anima a luchar porque las mujeres rurales "no sufran una doble discriminación, por ser mujeres y por ser rurales”.

Feníe Energía, la Diputación de Teruel, Caja Rural de Teruel, Forestalia, la Comarca del Jiloca, Grupo Embou, Talleres Martín Lizaga, la Asociación de Empresarios del Polígono la Paz o la Confederación Empresarial Turolense, y El Molino Audiovisual han participado en esta jornada que se ha desarrollado siguiendo todos los protocolos establecidos de seguridad sanitaria.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?