Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

La Firma de José Muelas 22/03/2021

Día Mundial del Agua

José Muelas

José Muelas / José Muelas

Hoy, para conmemorar el día mundial del agua, quisiera hablarles de una mujer de la cual, probablemente, ninguno de ustedes ha oído hablar pero cuyo nombre les ruego que recuerden; la mujer de la que les hablo era estadounidense y se llamaba Elinor Ostrom. A Elinor, en el año 2009, tres años antes de morir, le fue concedido el Premio Nobel de Economía.

Elinor dedicó su existencia a estudiar lo que los economistas llaman "La Tragedia de los Comunes", esa maldición que lleva al género humano a sobreexplotar los recursos naturales, a inundar los mares de basura, el aire de gases contaminantes o los ríos de vertidos. La misión de su vida fue dar a la humanidad una esperanza de que esta tragedia podía tener solución, que los recursos naturales podrían gestionarse de forma racional.

Su búsqueda se centró en el recurso natural del que hoy hablamos, el agua, y en los trabajos que la condujeron a obtener el Nobel, la esperanza la encontró en nuestra Región: la Región de Murcia.

Elinor, la politóloga estadounidense, se maravilló de cómo en huertas como la Murcia o Valencia se logró racionalizar el consumo de agua de forma que su distribución estuvo garantizada durante casi trece siglos. Elinor buscó en Murcia y Valencia los principios que permitieran al mundo escapar de un destino que parecía escrito.

Llama la atención que en la ciudad de Murcia ni siquiera los políticos sepan quién fue Elinor y que, muy lamentablemente, un urbanismo feroz haya destruido casi por completo ese paraíso donde Elinor creyó haber encontrado la salvación de la humanidad.

La mundial tragedia de los comunes tiene hoy en el mundo un ejemplo perfecto en otro punto de nuestra región: el Mar Menor, pues, el Mar Menor es un ejemplo a escala regional de cuál puede ser el futuro de la humanidad a escala planetaria.

Pero, al igual que Elinor creyó encontrar en nuestra Región una esperanza para el mundo, si viviese, sabría que, si ganamos la batalla del Mar Menor, habremos señalado el camino a la humanidad.

Tenemos que compatibilizar la explotación de todos los recursos comunes en el entorno del Mar Menor: la agricultura, la pesca, el paisaje, el agua, el ecosistema único que es el Mar Menor, el paisaje, el turismo... Son tantas cosas que parece imposible pero si hacemos de ello una causa común, una causa de todos, nuestra Región no sólo señalará el camino a la humanidad sino que habrá ganado el futuro.

Hacen falta más científicos y menos política mala: son necesarios biólogos, ingenieros, arquitectos, economistas, cientos de científicos que diseñen y experimenten una doctrina de aprovechamiento de los recursos comunes que no sólo sirva para salvar definitivamente el Mar Menor sino para exportarla a otros lugares. Salvar el Mar Menor es salvar el planeta, es salvar los recursos naturales, es salvar la agricultura y es generar para nuestros jóvenes todo ese know-how que les permita competir con ventaja frente a los habitantes de cualquier otra parte del mundo.

Tenemos los medios para hacerlo, sólo necesitamos querer hacerlo, necesitamos una causa grande por la que trabajar y, por supuesto, políticos que sean más expertos en buscar soluciones que en buscar cómo culpar a su adversario político.

La del Mar Menor es una empresa excepcional que precisa de hombres y mujeres excepcionales.

Como Elinor Ostrom, la mujer que pensó que las esperanzas del mundo vivían en nuestra Región.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

José Muelas

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?