Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

Destapada una trama delictiva dedicada al uso de desalobradoras en el Campo de Cartagena

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha inspeccionado 52 fincas agrícolas y ha localizado y precintado 60 plantas desalobradoras y 42 pozos irregulares

Operación encaminada a detectar posibles causas de las afecciones medioambientales del Mar Menor

Operación encaminada a detectar posibles causas de las afecciones medioambientales del Mar Menor / Guardia Civil

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Chancuatro', encaminada a detectar posibles causas de las afecciones medioambientales del Mar Menor, ha destapado una trama delictiva dedicada al uso de desalobradoras en la comarca del Campo de Cartagena.

Hasta el momento, ya que la investigación continúa abierta, se ha investigado a 68 personas por los presuntos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, según fuentes de la benemérita.

Los agentes han llevado a cabo 52 inspecciones en fincas agrícolas, en algunas de las cuales han sido localizadas y precintadas 60 plantas desalobradoras y 42 pozos irregulares.

"Tras culminar las operaciones 'Chandos' (iniciada en 2019 con 63 personas investigadas por delitos medioambientales) y 'Chantres' (desarrollada en 2020 y que culminó con la investigación de 23 personas), y ante la sospecha de que estas actividades delictivas pudieran continuar, se inició esta investigación", apuntan desde la Guardia Civil.

Entre las desalobradoras localizadas se han detectado casos singulares por el 'modo de ocultación empleado para evitar su detección'. Algunas de ellas se encontraban instaladas en zulos construidos en el subsuelo y camuflados, y otras se encontraban en remolques, que facilitaban su transporte hasta cualquier punto de las fincas de forma ágil.

Operación policial / Guardia Civil

"Algunos de los pozos de extracción de agua habían sido dotados con un imán que alteraba los resultados del contador volumétrico, otros carecían del citado contador y varios carecían de la correspondiente autorización administrativa que acredita su legalidad".

Los agentes han comprobado que "se trataba de un entramado delictivo orquestado por una mercantil (tres de cuyos responsables son parte de las 68 personas investigadas) que ofrecía sus servicios a empresarios agrícolas de la comarca del Campo de Cartagena".

"Ofertaban desalobradoras y productos para eliminar la salinidad del agua, y así brindar a los agricultores una forma eficaz de obtener suministro para los cultivos mediante la captación de agua de los acuíferos de la zona".

"Para llevarlo a cabo, les instalaban la maquinaria, generalmente soterrada para evitar su localización, y se encargaban del servicio de mantenimiento y suministro de los productos necesarios para que el agua captada de los acuíferos fuese filtrada y desprovista de salinidad. Una vez depurada, el rechazo, con un alto porcentaje en sal y productos químicos, era inyectado en pozos ilegales y también vertida a través de ramblas o salmueroductos que desembocan en el Mar Menor".

La Guardia Civil y la Confederación Hidrográfica del Segura han precintado la maquinaria objeto de la investigación y han obtenido muestras de agua para su posterior análisis.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?