Lunes, 12 de Abril de 2021

Otras localidades

Athletic

La maldición del Athletic con las finales

Desde 2009, el conjunto rojiblanco acumula cinco derrotas en finales entre Copa y Europa League

Cuando el Athletic eliminó al Sevilla en las semifinales de Copa de 2009, Bilbao volvió a soñar con alzar un título de su competición fetiche. Tras más de dos décadas de sequía, la final de Mestalla ante el FC Barcelona se antojaba una gran oportunidad. Miles de aficionados se desplazaron a la capital levantina y otros tantos reprodujeron la estampa en las calles de toda Bizkaia.

Y el delirio aún se agrandó más cuando, a los nueve minutos de partido, Gaizka Toquero adelantó al Athletic. Un gol que podía pasar a la historia. Sin embargo, poco duró la alegría. Yaya Touré igualó a la media hora y el Athletic desapareció de la final. En la segunda parte los goles de Messi, Bojan y Xavi pusieron el 1-4 definitivo y otorgaron la Copa a los culés.

Tras la enorme decepción, en 2012 llegó una nueva oportunidad. Y doble. El Athletic de Marcelo Bielsa logró, en la primera temporada del argentino en el banquillo de San Mamés, el pase a dos finales, la de Europa League y la de Copa. La primera le llevó a Bucarest para enfrentar al Atlético de Madrid. Después de una competición impecable, otra debacle. Aún mayor. El equipo bilbaíno ni tan siquiera compitió. 0-3 para los de Simeone y vuelta para Bilbao.

Aún con ese partido fresco en la memoria, el equipo intentó rehacerse para, un par de semanas después, optar a un nuevo triunfo, en este caso en Copa, ante el FC Barcelona de Guardiola. Pero el Vicente Calderón acogió un nuevo desastre rojiblanco. Otro 0-3 con doblete de Pedro y gol de Messi. Otra vez lágrimas y tristeza en el regreso a Bilbao.

Y la historia se volvería a repetir en 2015. Otra vez la Copa, ahora con Ernesto Valverde en el banquillo rojiblanco. Otra vez ante el Barça. Y, además, en el Camp Nou. Ante la negativa del Real Madrid a ceder el Santiago Bernabéu, el club de Ibaigane optó por jugar en casa del rival a cambio de poder acoger al mayor número de aficionados en las gradas. Quizá arriesgó demasiado, pero el resultado fue el mismo. Una vez más. Otra final perdida. Otro resultado contundente, un 1-3 que Williams maquilló en el tramo final. Un gol que no sirvió de consuelo.

Con este bagaje en las últimas temporadas llegó la final vasca. Y pese a la experiencia de muchos componentes del equipo, pese a la condición de favorito, pese al impulso competitivo de Marcelino García Toral, es sabido lo que volvió a ocurrir. El Athletic perdió… y esta vez tampoco compitió. En todo este periplo, las únicas finales en las que ha mostrado buena imagen el equipo han sido las dos que ha ganado, las dos Supercopas logradas ante el FC Barcelona.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?