Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

Sucesos

El individuo que atacó a un policía con un hacha tiene 33 antecedentes

Para detener la agresión, uno de los agentes tuvo que disparar a la pierna del hombre

Hacha con la que el detenido atacó a los policías

Hacha con la que el detenido atacó a los policías / Policía Nacional

La Policía Nacional detuvo en la noche del 10 de abril a un varón de 55 años de edad con 33 antecedentes policiales, tras recibir el aviso el 112 por un incidente de una riña familiar en un domicilio de la calle Arca Real de Valladolid.

Los agentes acudieron a la vivienda y el presunto autor, tras arremeter con un hacha de grandes dimensiones contra uno de los funcionarios al que amenazó de muerte, sufrió, según han recordado fuentes policiales, impactos de bala en una zona no vital (en la pierna por debajo de la rodilla).

Al agresor se le investiga por los delitos de amenazas dentro del ámbito familiar (violencia de género) y un homicidio en grado de tentativa a agente de la autoridad (atentado).

Los hechos sucedieron a las 23:30 horas del pasado 10 de abril. La sala del 091 comunicó a las dotaciones policiales que un vecino acababa de alertar de una fuerte discusión entre los moradores de una vivienda. Al llegar los agentes al domicilio y pedir explicaciones de lo sucedido, hallaron a un varón que se encontraba en medio del pasillo, que les invitó a entrar "con actitud excesivamente tranquila", a pesar de la existencia de un posible episodio de violencia de género reciente.

Lo anterior, unido a que tenía su mano derecha oculta en la parte trasera de su cuerpo, levantó sospechas a la dotación policial por lo que le indicaron que la mostrase para comprobar si escondía algún arma.

Inmediatamente, el varón empuñó un hacha, con mango de madera de 32 cm y hoja de 9. Se dirigió a los policías de forma violenta por lo que se vieron obligados a retirarse de la entrada, momento en el que el hombre cerró la puerta.

Ante la actitud agresiva del morador, y preocupados por el resto de la familia, los agentes le solicitaron que abriese. Cuiando lo hizo,  interceptó a un agente en un pasillo sin salida. Con el arma levantada, corrió hacia él  y arremetió contra "con la clara intención de atacarle".

El agente tuvo que realizar varios disparos a una parte no vital del cuerpo (la pierna) y el agresor cayó al suelo. Los policías actuantes asistieron al herido hasta la llegada del servicio médico e incluso uno de los miembros de la dotación policial de apoyo realizó un torniquete en la pierna del agresor antes de que llegase la ambulancia. Mientras se encontraba en el suelo profirió amenazas de muerte contra los agentes de forma "reiterada y violenta".

El arrestado fue trasladado hasta el Hospital Clínico Universitario, y una vez realizada la primera asistencia, fue ingresado como detenido en el Módulo de dicho Hospital para su vigilancia y custodia.

La víctima de violencia de género fue atendida y se le tomó declaración de lo sucedido en dependencias policiales otorgándole la correspondiente protección. Ésta manifestó a los agentes que ese mismo día su pareja entró en el domicilio muy agresivo.

El 12 de abril, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer y fue puesto en libertad con cargos respecto al delito de amenazas en el ámbito familiar.

 

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?