Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

Yassine, el joven que salió del Infierno

Después de vivir más de un año en una fábrica abandonada de San Sebastián, ha conseguido una habitación y ahora busca una oportunidad para seguir estudiando

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

A Yassine Khouader aún le brilla la mirada cuando mira a la antigua fábrica de el Infierno, el lugar donde vivió 16 meses cuando llegó a Euskadi. En noviembre fue desalojado junto al centenar de personas que ocupaba el almacén. Cinco meses después, el programa A vivir que son dos días Euskadi ha vuelto al Infierno con él.

Yassine muestra la ventana de la estancia donde dormía / Cadena SER

El encuentro se produce junto al antiguo edificio, un almacén que mantiene la estructura, con techos descascarillados y ventanas rotas. "Aquí construimos un muro y una puerta para evitar que entrara la policía", cuenta en Cadena SER Euskadi.

"Llegué a España hace tres años, con 19. Vine de vacaciones con mi padre y con mi hermano, y decidí quedarme". Primero fue a Cataluña, después, vino a Euskadi. "Un amigo me había dicho que iba a tener casa aquí y cuando me encontré con esta fábrica vieja no me lo podía creer", explica. Pero reconoce que, a pesar de algún mal momento, conserva buenos recuerdos. Siempre pendientes del desalojo "Venían seis y siete coches de la policía muchas veces". Comían de lo que les daba Cáritas y SOS Racismo y, una vez por semana acudían a la parroquia del barrio donostiarra de Herrera donde les daban alimentos.

Yassine quiere estudiar en la Universidad / Cadena SER

En novimebre de 2020 llegó lo inevitable, los desalojaron. "Yo tuve suerte porque conseguí una plaza en el albergue", dice. Pero tuvo que salir de allí y buscarse otro lugar para vivir. El Ayuntamiento financia mendiante las ayudas de emergencia el 70% de los costes de un piso siempre que el beneficiario costee el 30% restante. "Yo no tenía dinero y, además, a los marroquíes no nos quieren alquilar pisos", explica. Así que fue la asociación AGISAS quien se hizo cargo del dinero que faltaba.

Estudiar en la Universidad

Yassine estudia hostelería aunque su sueño es continuar con la informática. "Estudié  hasta tercero de informátiva. Siempre que paso por delante de la facultad digo: 'Ojalá pudiera estar dentro estudiando'. A pesar de que en agosto cumplirá tres años en España, necesita un contrato de trabajo de un año como requisito para comenzar a tramitar su regularización, tal y como ha explica Mikel Mazkiaran, abogado de SOS Racismo.

Yassine observando la puerta que construyeron en el Infierno / Cadena SER

Durante 2019 llegaron a Euskadi, según datos del INE, 26.790 personas extranjeras y se marcharon 17.813. El saldo migratorio es, por tanto, positivo, de 9.790. Las personas con nacionalidad extranjera residentes en Euskadi alcanzaban a 1 de enero de 2020 las 184.916 personas, lo que equivale al 8,4% de la población total de la CAV, 8 décimas más que un año antes.

El 40% del total de extranjeros es de países americanos, la mayoría de Nicaragua, Colombia, Honduras, Paraguay y Bolivia. El 27% procede de países africanos. En cuanto a los municipos vascos con mayor número de personas migrantes, son Ordizia, Lanciego, Navaridas, Baños de Ebro y Berriatua. Según datos del Barómetro 2020 elaborado por Ikuspegi, la tasa de tolerancia hacia las personas extranjeras ha mejorado. Tan solo uno de cada diez vascos considera la inmigración un problema.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?