Sociedad
Internet de las cosas

La tecnología berciana de sensores de aire, al servicio de los votantes madrileños

Redytel lo ha experimentado en los 65 colegios electorales de Boadilla del Monte

Un hombre acude a votar al colegio / Ricardo Rubio (Europa Press)

Ponferrada

Tecnología berciana al servicio de la seguridad de los votantes de Madrid. Ese es el proyecto desarrollado por la empresa Redytel, que ha aplicado sus conocimientos en internet de las cosas para trasladar la experiencia de sensores de aire ya instalados en Ponferrada o León a los colegios electorales de Boadilla del Monte. Ha sido el Ayuntamiento, que ya había contratado esos servicios para sus edificios públicos, el que pidió mediciones de Co2 de sus 65 colegios electorales, para dar mayor seguridad a sus 45.000 potenciales votantes ante posibles contagios de covid-19 durante la jornada de votación. Los sensores no detectaron ningún momento de riesgo, pero más allá de los resultados, a la empresa promotora le parece significativo que esta es la primera vez que se aplica una tecnología así en un proceso electoral en todo el mundo, según explicó Óscar Cela, ingeniero de la empresa berciana.

Para que saltasen las alarmas, la concentración de Co2 tendría que haber superado las 800 partes por millón. Por debajo de ese listón, la probabilidad de respirar el aire que haya expulsado otra persona es menor del uno por ciento.

Una vez más, este proyecto de internet de las cosas ha despertado el interés de otras empresas e instituciones internacionales que se han puesto en contacto con sus promotores.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad