Miércoles, 23 de Junio de 2021

Otras localidades

DIRECTO | 'EL LARGUERO' DIRECTO | 'EL LARGUERO' Sigue el programa especial con Manu Carreño y todo el equipo desde Sevilla

PSOE o cómo perder el liderazgo de la izquierda en Madrid

El PSOE sufrió su primer sorpasso con Manuela Carmena en 2015. La desconexión con una nueva realidad urbana, un candidato poco ilusionante y una campaña mal diseñada, han relegado a los socialistas a la tercera posición en la Asamblea

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Angel Gabilondo.

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Angel Gabilondo. / Marta Fernández Jara (Europa Press)

El día que se presentó la candidatura de Ángel Gabilondo en el plató de la calle Ferraz, el PSOE lanzó un video que se hizo viral. El "soso, serio y formal" a ritmo de Loquillo, mostraba destellos de un marketing electoral distinto al habitual en el PSOE-M. Fue el primer aviso de una intervención directa de Moncloa en los movimientos electorales del PSOE de Madrid.

El de ese video fue de los pocos -quizá el único- golpe mediático de toda una campaña que ha dado tumbos ideológicos, sin un discurso definido y con un candidato incómodo hasta cuando leía en el prompter algunas de sus intervenciones.

"Yo soy Ángel Gabilondo", tuvo que repetir el cabeza de cartel en varias ocasiones para reclamar la atención de Isabel Díaz Ayuso que, en paralelo, seguía su guerra dialéctica contra Pedro Sánchez, ignorando desde el primer momento al candidato socialista. Los populares se referían a él con lástima mientras atizaban al sanchismo alentando el famoso "comunismo o libertad".

Gabilondo estaba de salida cuando le designaron candidato. En realidad, el PSOE no tenía tiempo de rodar a otro y optaron por el mal menor. A Gabilondo le modernizaron con una estética "Tarantino", empapelaron con su cara la Plaza de Callao y le pusieron hasta un speaker en los mítines. También le hicieron la lista y le rodearon de nombres que no terminaron de tener un peso específico en campaña. A Gabilondo le borraron de la lista a sus portavoces en Sanidad y Políticas Sociales: Freire y Causapié, dos personas próximas al candidato y dos socialistas que trabajaron durante meses la crisis sanitaria y la dramática situación de las residencias.

Cuando Carmena superó al PSOE

Quizá la derrota del PSOE -y el sorpasso de Más Madrid- tenga más de demérito que otra cosa. En 2015 se produjo en realidad el primer aviso con Manuela Carmena, cuando Ahora Madrid superó al proyecto socialista que pasó a un segundo plano y que nunca llegó a entrar en aquel gobierno municipal de izquierdas. Sin discutir la buena campaña que ha hecho Mónica García, hace tiempo que el PSOE parece haber desconectado de una nueva realidad urbana y los jóvenes, más que soso y serio, lo ven como un partido de otro tiempo.

Desde entonces ha pesado más la marca que el proyecto y el trabajo de las bases no se ha visto recompensado con un ascenso en el escalafón. En Cibeles aterrizó en 2019 Pepu Hernández para sorpresa de la militancia. La misma que en privado ha cuestionado casi desde el primer día la estrategia de la campaña establecida por Moncloa. "Nos han apartado", señalaba algún miembro de la ejecutiva en los primeros días.

No es un secreto que el PSOE de Madrid -antes PSM y mucho antes FSM- ha sido siempre un hogar de convivencia política complicada. El hundimiento del 4-M puede reabrir viejas heridas y luchas internas y, desde luego, va a dificultar el proceso de renovación que se quiere impulsar desde Ferraz. Los socialistas tienen pendiente la celebración de un congreso regional en el que se producirá el relevo del actual secretario general, José Manuel Franco. El único que en décadas, ha puesto paz y equilibrio en el socialismo madrileño.

Rearmarse o morir

El reto no es fácil. El plazo es breve. El 8 de junio se constituye la Asamblea y para entonces los socialistas deben tener claro si sigue temporalmente Gabilondo -no tiene ningún sentido si realmente la apuesta es la renovación- o si se busca un cambio inmediato.

En la lista suenan dos nombres como posibles relevos en la Asamblea o al frente del partido: Juan Lobato, exalcalde de Soto del Real y Mónica Carazo, que ha sido la coordinadora de esta campaña. Quizá sea pronto para hacer quinielas pero, como digo, el PSOE no puede perder el tiempo.

La situación en la nueva Asamblea no es buena para ellos. Ayuso va sobrada tras este resultado y los votantes han elegido a Mónica García como la persona que debe hacer frente a un gobierno de derechas con el respaldo en la sombra de Vox. ¿Puede recuperar el PSOE el foco perdido antes de 2023?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?