, 17 de de 2021

Otras localidades

Se me va el baifo

Las persianas de los héroes

Comentario inicial de David Perdomo, en 'Hoy por Hoy Las Palmas'.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Las Palmas de Gran Canaria

Hay héroes que no tienen capa, ni superpoderes pero que son capaces de hacer cosas increíbles. Hoy les voy a hablar de una de esas personas. Se llama Guillermo, y todas las mañana, puntualmente abre su bar a las 07:00 horas. Con su persiana mi barrio se pone en marcha. Sus cafés suelen despertar a los trabajadores que, a cuenta gotas, aparecen por la zona. Luego llegarán los jubilados con ganas de desayuno, algún estudiante y más tarde a los que, de casualidad, resuelven algún trámite por allí. Guillermo es de esas personas que pese a que no recuerda los nombres de sus clientes, conoce a la perfección lo que suelen tomar. Yo apenas le doy los buenos días y ya me está sirviendo la pulgüita de pata con tierno, que es una maravilla divina hecha en la tierra.

Guillermo, un hombre grande y con una barriga importante, no sólo sirve desayunos. Con su cocinero y su camarera, prepara el almuerzo, con un menú de los que te da para cuatro días, sirve el café de después de la siesta y termina despachando algún que otro bocadillo de cena cuando ya cae la noche. Así, Guillermo vuelve a bajar su persiana con la luna de testigo.

Al día siguiente vuelve a empezar. Desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena. Y entre una cosa y otra cosa, Guillermo, que lleva más de 20 años en la restauración, se convierte en muchas cosas. En el comentarista de las noticias de la mañana, el psicólogo que escucha al que no está pasando por un buen momento, el nutricionista que tiene leche entera, desnatada, de soja y almendra. En el experto en deportes que se sabe hasta los horarios de la liga de fútbol turca.

Precisamente, el fútbol dejó de ser el tema más habitual de las tertulias de su bar. A principios de 2020, el coronavirus se adueñó de casi todas las conversaciones para luego dejar su negocio en silencio, vacío y con la persiana bajada. Como se imaginan, él, al igual que todos los restauradores, estuvo sin trabajo durante meses y después volvió a levantar la persiana por fases, con nuevas normas y horarios más estrictos. Guillermo perdió mucha clientela, es cierto que ha recuperado a parte y ha ganado a otra nueva. Pero tuvo que tirar otra vez de esos poderes, que tienen algunos, para sacar adelante su negocio. Guillermo volvió a aprender los gustos de sus clientes tras tres meses sin verlos, sus nuevos horarios y las nuevas formas de vivir que nos ha traído la pandemia.

A partir de mañana, los que levantan esas persianas con un esfuerzo tremendo, podrán echar el cierre, si lo desean y pueden, a medianoche. Una hora que para algunos supone todo un alivio tras un año horrible, en el que el menú del día ha estado marcado por las pérdidas, los aforos reducidos y, en el peor de los casos, los cierres para siempre. Hoy, desde aquí, reconocemos a esas personas trabajadoras, que con la que está cayendo son héroes sin capa y que pese a todo siguen levantando las persianas. Con esos negocios que suelen servirnos el café de la mañana y que terminan su jornada cuando muchos ya están durmiendo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?