Jueves, 05 de Agosto de 2021

Otras localidades

El mundo vaciado

La firma de Jorge Laborda Fernández, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular

El mundo vaciado

Cadena SER

Uno de los problemas que más preocupan últimamente, además del control de la pandemia, es el de la despoblación. La España vaciada es solo una pequeña parte de ese problema, porque debemos considerar también la Europa vaciada, la América vaciada y, en definitiva, el mundo vaciado que se avecina. Aclaremos que esto no significa que la población de la Humanidad vaya a disminuir. Todo lo contrario. Se espera que hacia finales de este siglo los vivos de para entonces sean más de doce mil millones de personas. No. El mundo vaciado significa que la inmensa mayoría de la población vivirá en las ciudades.

Sin duda, esta evolución de la demografía planetaria es solo posible gracias a la tecnología, que ejerce un impacto enorme y creciente. Y con tecnología no me refiero a las redes sociales o la informática, que también, sino a la capacidad de generar recursos alimenticios para cada vez más personas, con cada vez menos trabajo y trabajadores. Las controvertidas macro granjas porcinas son un ejemplo. Gestionar con éxito una macro granja, manteniendo medidas de seguridad, evitando infecciones, etc., es solo posible gracias a un amplio conocimiento de la biología de los animales, de sus necesidades para mantenerlos vivos y sanos en un entorno hostil para ellos, etc. Las macro granjas de animales, según algunos estudios, no solo no consumen más recursos, sino menos, para producir la misma cantidad de carne u otros derivados animales. Esta es una de las razones de su auge, que, no obstante, sería imposible sin la tecnología adecuada.

Por si esto fuera poco, estamos a las puertas de otra revolución, agrícola en este caso. Se trata de lo que se podríamos llamar los rascabancales, palabra de mi invención, derivada de la combinación de rascacielos y bancales. Se trata, como su nombre sugiere, de la construcción de edificios de varias plantas, cada una de ellas dedicada al cultivo hidropónico de verduras. Se está construyendo uno a las afueras de Copenhague, una gran ciudad, por cierto. Este será el primero en Europa, aunque ya hay algunos de estos rascabancales en otras partes del mundo. El rascabancal danés tendrá 14 plantas de unos 5.000 metros cuadrados cada una, cerradas al exterior. Los cultivos serán iluminados con LEDs, la temperatura y la humedad serán controladas con precisión, y el agua será reciclada dentro del edificio, de manera que la necesaria para producir una lechuga, por ejemplo, será la misma que la contenida en la propia lechuga cuando esta se recoja automáticamente para el consumo. Las condiciones de cultivo son tales que el rascabancal permitirá la generación de 23 cosechas al año. Con esto, Dinamarca espera cortar su dependencia de la importación de hortalizas de países como España, Italia e incluso de Kenia. Y este es solo su primer rascabancal.

No creo que haya que explicar que esta "revolución vertical" de la agricultura que está comenzando amenaza con dejar mucho más vacías aún, y sin trabajo, a numerosas regiones del mundo. Tal vez no sea tan malo, después de todo. Y es que la Humanidad lleva molestando en exceso al planeta desde hace demasiadas décadas. Quizá estos avances consigan que las molestias sean las menores posibles para los ecosistemas naturales. Veremos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?