Domingo, 19 de Septiembre de 2021

Otras localidades

El agua de Madrid es mejor que algunas embotelladas

Una de las características más importantes de Madrid es la calidad de su agua. Un amigo científico me decía que el agua de Madrid es mejor que muchas aguas que venden embotelladas. ¿Pero cuál es su origen y, sobre todo cuál es su historia y cómo ha quedado marcada en el patrimonio de la ciudad?

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Pocos conocen que el nombre de la popular avenida de la Castellana viene de una fuente, la Fuente Castellana que aportaba agua a la ciudad de Madrid entre otros acuíferos, y que antiguamente podía verse en lo que hoy es la glorieta de Gregorio Marañón. La fuente que recogía agua de un arroyo también se llamó del Obelisco de las Castellana y finalmente cambió su nombre por el de Arganzuela, al estar ahora en su parque.

Buscando las alturas

Como si fuera un complicado sistema de canales inventado por los antiguos persas, desde la llegada de la corte a Madrid en 1561, en palacio se dieron cuenta muy pronto que el río Manzanares no podía suministrar agua a todo el mundo que se arrimó al ascua madrileña que en aquel momento era el que más calentaba. La ciudad multiplicó su población casi cinco veces hasta llegar a los cien mil habitantes y era mucha el agua que se necesitaba. Para ello se buscaban acuíferos en zonas altas para aprovechar la caída y la fácil distribución por la ciudad por medio de “viajes de agua” que era el nombre de esas canalizaciones que repartían el líquido elemento por la capital. Fueron los persas precisamente los que inventaron en el siglo VIII a.C. este sistema de aporte de agua a las poblaciones. Luego fue tomado por Roma y también por el mundo musulmán, de quien lo heredamos nosotros.

A principios del siglo XVII se mandó construir cuatro viajes de agua para abastecer a toda la villa. Uno de ellos, el de Amaniel (Paseo Juan XXIII, 23), era usado solamente por la corte en el Alcázar de los Austrias y hoy es visitable. Junto a él estaban el ya mencionado de Fuente Castellana, el de Abroñigal Alto y Abroñigal Bajo. De ellos se nutrían los caños del Peral, hoy visitables también en la estación de Metro de Ópera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?