Jueves, 23 de Septiembre de 2021

Otras localidades

La dudosa libertad de elección

Javier Llopis, periodista

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Para bien o para mal, vivimos en una economía capitalista. Si un grupo empresarial decide invertir una millonada para construir un hospital y un centro de especialidades privados en Alcoy es lógico suponer que se mete en esta aventura porque entiende que detrás de ella hay un negocio que le proporcionará beneficios. Si el anuncio de esta ambiciosa iniciativa se produce mientras en la sanidad pública arrecian las denuncias de listas de espera interminables, de saturación de consultas y de falta general de personal, lo normal es sumar dos y dos y llegar a la conclusión de que la iniciativa privada llega para cubrir lo que los economistas definen como un nicho de mercado. Hablando en plata, para ofrecer previo pago servicios antes gratuitos cuyo acceso se complica por la difícil situación de la infraestructura sanitaria pública comarcal.

Se nos viene encima un acontecimiento de gran calado, que puede cambiar para siempre la correlación de fuerzas de la atención sanitaria de Alcoy y de la comarca. Esta zona fue pionera en la puesta en marcha del modelo de las áreas de salud, desarrollando actuaciones que iban desde la potenciación del Hospital Virgen de los Lirios a la construcción de una red de centros de atención primaria y de especialidades cuyo objetivo era acercar la sanidad al ciudadano y mejorar la calidad de un servicio básico. Paralelamente, hay que subrayar otro hecho importante: a diferencia de otros municipios de tamaño parecido, las infraestructuras de sanidad privada en Alcoy han sido siempre limitadas, manteniéndose en un perfil muy bajo y sin entrar nunca en clara competencia directa con lo público.

El proyecto alcoyano de IMED Hospitales plantea la creación de algo que se parece mucho a un área de salud privada. Llega en un momento especialmente delicado, con una sanidad pública reventada por la pandemia y que además arrastra graves deficiencias estructurales desde hace años. Las suspicacias son inevitables y lo que sorprende es que un asunto de esta envergadura apenas haya generado debate político.

Nadie duda de que estamos ante una actuación empresarial irreprochable y absolutamente licita. Sin embargo, a los defensores de las bondades de las leyes del mercado habría que plantearles una situación real que se repite cada día más en Alcoy y en la comarca: pacientes que echan mano de los ahorros de toda la vida para pagarse en un centro privado unos servicios clínicos para los que tendrían que esperar meses y meses en la pública. Pese a los exégetas del liberalismo, esto no se puede incluir dentro del beatífico concepto de la libertad de elección. Esto es un trágala, un retroceso. Esto el primer paso hacia la consolidación de una sanidad para pobres y una sanidad para ricos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?