Domingo, 17 de Octubre de 2021

Otras localidades

Se me va el baifo

Costumbres

Comentario inicial de David Perdomo, en 'Hoy por Hoy Las Palmas'.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Las Palmas de Gran Canaria

No nos hemos dado ni cuenta, pero en este último año y medio la vida, y sobre todo un virus, nos ha cambiado de arriba a abajo. En todo. Ha conseguido que nos acostumbremos a cosas que antes nos parecían imposible.

Lo más destacado es que la pandemia nos ha acostumbrado a ser mucho más caseros. Nos tuvimos que encerrar en marzo de 2019 durante casi 3 meses y parece que eso nos dejó el gustito por ser los presidentes y presidentas de las repúblicas independientes de nuestras casas. Peli, manta, netflix y la Casa de Papel ¡Qué felicidad! Nos cuesta más salir de nuestros hogares y cuando lo hacemos no nos vamos muy lejos, como mucho a la vuelta de la esquina. Lo demuestra un estudio que conocíamos ayer. En Las Palmas de Gran Canaria, por ejemplo, casi la mitad de los desplazamientos de los vecinos de la ciudad son dentro de su mismo distrito.

Cuando salimos a la calle, ahora ya no sólo nos preocupamos por tener encima nuestro móviles sino que no nos podemos olvidar de lo más importante: la mascarilla. Nos hemos acotumbado también al cubrebocas. Con ella vamos a cualquier lado. A cualquier lugar público interior donde nos hemos acostumbrado además a ir solos, o en parejas, o en pequeños grupos. Desde hace un año y medio las grandes reuniones de amigos han sido como mucho con 10, o al menos debería haber sido así. Algo, que no sé si les pasa a ustedes, pero ha conseguido que las aglomeraciones den hasta un poco de yuyu. La pandemia ha hecho que nos acostumbremos, obligados, a la soledad.

La cosa es que ahora, la vieja normalidad, con nuestras viejas costumbres, vuelve a tocar en nuestras puertas, las mismas que cerramos en marzo de 2019. Viejas costumbres como salir de noche, hasta que saliera el sol. ¿Se acuerdan? Como ya sabrán, el Gobierno de Canarias ha acordado ampliar el horario de cierre del ocio nocturno y permitirá que bares, pubs y discotecas puedan cerrar a las 04:00 horas. Y yo, que era de apuntarme a cualquier tenderete a la mínima oportunidad, me pregunto: ¿cómo voy a aguantar despierto hasta esa hora? ¿A quién he matado yo? ¿Soy el único al que le parece un mundo?

Espero que estas viejas costumbres que retomamos poco a poco, y que supone un respiro tremendo para la hostelería, no nos devuelva a las peores cifras de contagios. Y también lo que espero es que se recuperen otras costumbres que deberían volver cuanto antes. Ahora que podemos estar hasta las tantas en las discotecas, no estaría de más volver a ver a nuestro médico de cabecera sin problema, o que en las administraciones públicas nos volvieran a atender con más normalidad, y no todo a través de internet.

Supongo que muchas de las cosas a las que nos hemos acostumbrado desaparecerán y otras seguirán con nosotros. Ojalá podamos recordar estas batallitas de pandemia, dentro de muy poco, entre amigos, de fiesta y hasta que el sol amanezca.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?