Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Contra los escraches de los antiabortistas

La firma de Nicolás García Rivas, Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Castilla-La Mancha

Contra los escraches de los antiabortistas

Cadena SER

Sin duda uno de los mayores aciertos de la época Zapatero fue la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho fundamental de la mujer a la maternidad libremente decidida. Después de muchos años sufriendo una regulación que dejaba todo en manos del médico y de esa integrista manera de entender la objeción de conciencia, por fin podrían las mujeres en España decidir libremente, sin someterse a médicos, curas o compañeros si querían o no ser madres. Algo tan evidente pero que costó años lograr.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El integrismo no anida sólo en Afganistán o en el mundo islámico. También en España existen facciones integristas, muy bien relacionadas con el poder económico, que han hecho y siguen haciendo todo lo posible para evitar que las mujeres decidan por sí mismas. Los autobuses bochornosos del "Hazte oír" o las campañas de acoso frente a las clínicas autorizadas a practicar la interrupción voluntaria del embarazo suponen un clarísimo menoscabo de derechos que se persigue muy poco.

Ayer se discutió en el Congreso una propuesta socialista de modificación del Código Penal para que esos escraches estén expresamente tipificados, para que no haya duda de que esa coacción es delito. Según un informe de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la práctica del aborto, más de la mitad de las mujeres que acudieron a abortar se sintieron amenazadas. Estos grupos organizados abordan a las mujeres con fotografías, fetos de juguete y proclamas contra el aborto antes de que entren a la clínica. El objetivo es que las mujeres modifiquen su decisión a través de coacciones, intimidación y hostigamiento. También en Albacete.

Según cuentan las crónicas, los grupos parlamentarios del Partido Popular y de Vox se negaron a suscribir esa propuesta; es más, un diputado de este partido ultraderechista le gritó "¡bruja!" a la diputada del PSOE por Jaén, Laura Berja, en una demostración más del rigor intelectual de los integrantes de ese Grupo, bajo el silencio cómplice -por cierto- del Partido Popular, cuyo ínclito Ministro de Justicia de la era Rajoy, Ruiz Gallardón, siguiendo la estela de su padre cuarenta años antes, intentó por todos los medios restringir ese derecho conquistado en 2010. Pero ni siquiera le apoyaron las mujeres de su Grupo y la propuesta decayó.

Convendría decirles a esos sectores integristas católicos de nuestra sociedad que la época del nacionalcatolicismo murió con Franco, al que sin duda añoran, y que nuestra sociedad democrática se rige por un principio muy simple: "una persona, un voto", sin aristocracias que valgan, y que su disgusto existencial cuando invaden lo que ellos consideran "su finca" merecería un curso de tolerancia laica, de auténtico sentido de Estado democrático y de abandonar para siempre la pretensión de que sus ideas se impongan por la fuerza, como ya consiguieron durante mucho tiempo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?