Domingo, 24 de Octubre de 2021

Otras localidades

Historia

Grupo UBAGO

La Línea, todo por descubrir: Fortificaciones, un patrimonio a preservar

El historiador Alfonso Escuadra nos desvela datos sobre las fortificaciones en la ciudad

Alfonso Escuadra

La Línea de la Concepción

En un claro reflejo de lo que era el pensamiento militar de su época, durante los años de la Segunda Guerra Mundial, España procedió a la fortificación de la zona del Estrecho, cubriendo con más de medio millar de obras los alrededores de Peñón. Aquel proyecto había comenzado su andadura en 1939 alcanzando su mayor protagonismo en la primera mitad del conflicto y tuvo dos momentos álgidos.

El primero de ellos se sitúa claramente en el otoño-invierno de 1940 de la mano de la Operación "G", posteriormente rebautizada como Operación "Felix"; la acción combinada hispano-alemana cuyo objetivo era la conquista de la colonia británica de Gibraltar.Ello permite situar estas obras dentro del mismo episodio histórico del que también forman parte las negociaciones de Berlín, la famosa Conferencia de Hendaya o el encuentro del Berghof.

Es cierto que, en junio de 1941, con el inicio de la operación Barbarroja y la consiguiente apertura del Frente del Este, los Bunkers del istmo pasaron a un segundo plano, dejando progresivamente de aparecer como el parapeto de una fuerza de invasión para quedar tan sólo como una medida defensiva ante una posible acción aliada contra España. Una finalidad que los convierte en descendientes directos de la vieja Línea de Contravalación que da nombre a la ciudad de La Línea de la Concepción.

Esto seguiría siendo así al menos hasta noviembre de 1942 cuando, apoyándose en Gibraltar, los aliados abriesen un segundo frente desembarcando en Africa del Norte de la mano de la conocida Operation Torch. Posteriormente su significación fue decayendo conforme el Estrecho dejaba de ser una de las "zonas calientes" del conflicto.

En las décadas posteriores a la guerra, los campogibraltareños se fueron acostumbrando a la presencia de unas estructuras que progresivamente irían perdiendo toda utilidad militar para, en muchos casos, quedar integradas en los distintos municipios como uno de los elementos más característicos y singulares de su patrimonio histórico.

Durante el último cuarto del siglo XX, una parte de las obras que componían este sistema permanecerían protegidas gracias a su localización en terreno militar o el elevado coste de su derribo.

Pero otras fueron desapareciendo a causa del desarrollo urbanístico, víctimas de la desidia, la falta de sensibilidad o la persistente sequía de ideas de los responsables públicos. Eran tiempos en los que, por extraño que nos pueda parecer hoy, hubo quien llegó a reclamar públicamente su destrucción sin más o quien se refirió a la desaparición de algunos de los elementos más significativos como un logro político a destacar.

Incluso hubo quien, en aras de no sé qué, las utilizó como excusa para estigmatizar a todo aquel que se mostraba favorable a su preservación. A tanto llegó el asunto que el profesor José Manuel Molina acuñó en un artículo el neologismo «Búnkerclastamanía» para definir este inceomprensible y despreciable ejercicio de gratuita destrucción. Por fortuna, esta tendencia comenzó a invertirse a mediados de los noventa cuando, aquí y allá, comenzaron a surgir voces, instituciones, colectivos y asociaciones comprometidas con la defensa de estas fortificaciones.

Es evidente que todavía queda todavía mucho por recorrer. Pero por fortuna, la sensación dominante es que el proceso para la preservación, valoración y aprovechamiento de estas obras resulta ya imparable. De tal suerte, que cada vez resulta más difícil encontrar a alguien que no vea en los viejos búnkeres, fortines, casamatas o como a cada uno le plazca -que tanto da-, el singular legado que la Historia en general, y la Segunda Guerra Mundial en particular, dejó en esta comarca. Un legado que tenemos la obligación de proteger y el derecho a conocer y aprovechar como exponente de nuestra riqueza patrimonial y nuestro atractivo cultural.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?