Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Otras localidades

Los Clandestinos llegan a casa

El Falla estrena con emoción el espectáculo musical de Tino Tovar y grandes voces del carnaval de Cádiz

El espectáculo Clandestino en su estreno en el Teatro Falla

El espectáculo Clandestino en su estreno en el Teatro Falla / Cadena SER

Dice Jesús Bienvenido que el carnaval de Cádiz es infinito. Que aún no conocemos ni hemos visto las enormes posibilidades de desarrollo que tiene esta explosión gaditana de talento que tantos años ha estado constreñida por las normas y los reglamentos de un concurso. Clandestino, espectáculo musical encargado por Johnny Marchena con autoría de Tino Tovar, es una eficaz exploración por uno de estos muchos caminos que puede tomar esta tradición cultural y festiva. Es un tributo al pasado, con brillantes protagonistas contemporáneos, y que ha llegado a Cádiz en medio de muchas emociones.

En plena pandemia, Tino Tovar, último autor hasta ahora en ganar el primer premio de comparsas del carnaval gaditano con Oh Capitán My Capitán (2020), escribió esta obra que se mueve entre el teatro, el musical y el recital de carnaval. Ha pasado la guerra civil y un grupo de amigos se reúne en un bar para recordar y cantar las coplas que la dictadura tiene prohibidas. Es un encuentro clandestino que sirve para reivindicar la libertad y valentía del carnaval, para denunciar los muchos gaditanos que fueron represaliados por haber salido en alguna agrupación, y que, sobre todo, es un homenaje a Cádiz y su principal fiesta.

El espectáculo cuenta con algunas de las mejores voces y músicos del carnaval de Cádiz, en una especie de dream team, una selección de ensueño, que suena a gloria en todo momento y deja momentos inolvidables para la memoria de los aficionados. Hay derroches de calidad de Carli Brihuega, Dani Obregón, Perico Campos, Ramoni, Milián Oneto, o David Trujillo. La mayoría resuelve, además, con eficacia su estreno como actores. Subiela, Manolín Santander o Toni Piojo se mueven por el escenario con soltura. José Helmo hace vibrar con su baile. El piano de Sergio Monroy se encarga de la dirección musical, acompasado por la percusión de Javi Katumba. Chicho experimentado cuartetero, luce perfecto en su papel de maestro de ceremonias y narrador, el dueño de ese bar. Brilla tanto en los momentos de texto más serio como en sus improvisaciones más graciosas, fruto de un trabajo curtido en las tablas.

Que nadie espere que Clandestino sea un viaje fiel a la historia del carnaval gaditano. No pretende serlo tampoco. En un ejercicio por la sostenibilidad creativa, Tovar recicla gran parte de su repertorio carnavalesco, músicas y letras de sus comparsas, para poner voz a ese grupo de carnavaleros ocultos de los vencedores de la guerra. Esto produce algunos anacronismos como escucharles cantar en plena década de los 40 del siglo pasado sobre violencia de género, Chano Lobato o la peña Nuestra Andalucía. Con todo, es un espectáculo al que se le nota el cariño, el respeto y la emoción.

Lo mejor de esta obra es, sin duda, el encuentro único e histórico de algunos de los mejores del carnaval gaditano de hoy en un mismo escenario. Esa exhibición de talento vocal y musical que es un plato gourmet para el aficionado. Lo mejor es también el tributo a quienes murieron cantando, como escribió el historiador Santiago Moreno, aquellos a los que los promotores del golpe del 36 persiguieron solo por haber salido en alguna agrupación. Y, sobre todo, a los que, tras aquellas atrocidades, tuvieron la valentía de seguir recordando esas coplas, que no dejaron que se olvidaran y que entregaron en herencia a sus hijos para que nunca se perdieran.

Y Clandestino es también otro ejemplo de las múltiples oportunidades que brinda el carnaval para construir nuevas fórmulas. Porque el carnaval de Cádiz puede ser mucho más que cantar en un concurso, actuar en un tablao o sorprender con coplas en una esquina. Del carnaval bebieron Las Niñas de Cádiz para fundar una sólida compañía teatral que triunfa por toda España. Del carnaval se ha servido Bienvenido para crear el emocionante El Balsero. O Morera y Mení para hacerse su propio musical en Me reí león. Habrá puristas que se lleven las manos a la cabeza. Pero en Cádiz, que no hay campo, nadie debería ponerle puertas al carnaval.

Clandestino está siendo un éxito. Tras pasar por varias ciudades, ha rozado el triple lleno con tres sesiones consecutivas en el Falla, donde ha llegado justo a tiempo para que el aforo pudiese estar al cien por cien. Y ese primer lleno en una ciudad en plena efervescencia del debate sobre la fecha de la fiesta ha sido conmovedor. Un paraíso repleto, los sones coreados del Qué bonito está mi Cai, las palmas a compás, el Cai en homenaje al Pillo… Como si, de pronto, todo fuera posible. Y si todo es posible ha sido gracias a esos clandestinos que cantaron bajito hace 80 años en un bar para que las coplas sobrevivieran. A ellos se les debe que el carnaval de Cádiz pueda ser infinito.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?