Miércoles, 27 de Octubre de 2021

Otras localidades

Las que no pidieron permiso

Un feliz y emocionante documental sobre las mujeres del Carnaval de Cádiz abre el festival de Alcances

Fotograma del documental "Callejeras" de Silvia Moreno

Fotograma del documental "Callejeras" de Silvia Moreno / Cadena SER

Desde la mujer que aparece cosiendo su propio disfraz a los miles de personas que recorrieron el 8 de marzo de 2020 las calles de Cádiz, hay en el documental Callejeras un recorrido por el viaje naturalizado, reivindicativo y poderoso de un amplio y diverso grupo de gaditanas que ha hecho del Carnaval su llave para liberarse de muchos candados. La película, premiada hace unos meses en el Festival de Cine de Málaga, abrió una nueva edición del festival de cine Alcances, la muestra dedicada al documental. La proyección terminó entre abrazos y lágrimas de emoción, porque muchas de las protagonistas se veían por primera vez en la pantalla. Muchas eran conscientes, también por primera vez, que su historia merecía una película.

Silvia Moreno (Cádiz, 1979) ha hecho su debut cinematográfico con este documental que nació por su interés en recuperar los recuerdos infantiles de las charangas en las que participaba con la familia y la investigación con perspectiva de género del papel de la mujer en el carnaval de Cádiz. Moreno empezó su trabajo años antes, eligió qué testimonios podían completar su película y rodó por las calles de Cádiz en febrero y marzo de 2020, sin saber entonces que estaba documentando el último carnaval gaditano antes de la pandemia de coronavirus. El confinamiento, de hecho, complicó enormemente el plan posterior de rodaje, que tuvo que someterse a todas las restricciones de entonces.

La película traza inicialmente un relato histórico sobre el papel de la mujer en la fiesta. En sus orígenes, ellas y ellos participaban indistintamente en el carnaval de la calle, pero la oficialización en un concurso fue apartándolas a ellas. Los hombres copaban las agrupaciones, y a ellas se les asignaban funciones en la sombra como el vestuario, el maquillaje o, claro está, el cuidado de los hijos. En el documental se pueden ver algunos casos aislados como Las sirenas gaditanas o Las Molondritas, agrupaciones que sí tenían mujeres entre sus componentes.

En los años ochenta, el carnaval empieza a salir a la calle y es ahí donde algunas pioneras empiezan a salir con mayor normalidad. Y ese ejemplo de mujeres como Koki Sánchez o Adela del Moral les sirve a otras. Las hermanas López Segovia, Ana Magallanes, las Cadiwoman... van encontrando en ese carnaval callejero un espacio que ocupan con talento, ingenio y ganas de diversión. Para muchas, se convierte en un espacio de liberación, en su catarsis de cita anual, en una fiesta en la que no necesitan invitación, en la que hacen, dicen y cantan lo que les da la gana. Y, sobre todo, en la que no tienen que pedir permiso a nadie. No hay en sus palabras reproches, solo pasos adelante. 

Callejeras está trazada con el relato a cámara de todas estas mujeres, salpicadas con fragmentos de actuaciones rodadas en la calle. Moreno, hábilmente, combina los discursos profundos, los mensajes de mujeres que construyen la identidad de su ciudad y de sí mismas, con las coplas de las chirigotas y romanceros. De esta manera, el metraje avanza combinando risas y carcajadas, con palabras que calan hondo y que hacen pensar. La película consigue así una de sus mayores virtudes, captar con absoluta pericia el sentimiento del carnaval en la calle, el que entre, sinvergoncería y descaro, va dejando un poso más allá del disfrute puramente dionisíaco.

Algunas confiesan que han encontrado en las dos horas que se reservan para ensayar cada viernes su propio espacio de libertad. "A veces nos obligamos a ir", confiesa una de ellas. Porque a muchas de ellas aún les pesa la culpa de que salir en el carnaval es quitarle tiempo a su casa o a sus hijos. Como cuando a Adela del Moral, pionera al crear el primer coro mixto de Cádiz, le preguntaban cómo sacaba tiempo para hacer la comida.

Dominan los relatos de mujeres libres. "Yo siempre he salido sin pedir permiso", contesta Koki Sánchez cuando le preguntan si lo suyo, esos personajes irreverentes, fuertes y desternillantes, es feminismo. A Ana López Segovia, que ha hecho de la creación teatral su profesión, se le humedecen los ojos cuando confiesa que, tras muchos años, ha sido consciente de que podía valer para esto, y que podía tener el ingenio y el talento que cualquier hombre. Otras sí son conscientes de que su carnaval es reivindicativo y tiene el feminismo como bandera. Lo cuentan con energía Susana Ginesta, de Cadiwoman, o Ana Magallanes, referente del romancero con personajes icónicos como cuando salió a la calle vestida de clítoris.

Callejeras es una película llena de fuerza, que divierte y hace reflexionar, que deja caer, sin maniqueísmos, debates abiertos como los límites del humor, la capacidad de la mujer para hacer reír y reírse de sí misma, los efectos del patriarcado o la capacidad de la risa para transformar una sociedad. Es un hermoso retrato que describe una ciudad de Cádiz moderna y generosa, pero que aún debe tirar abajo alguna barrera. Y es un documento muy emocionante. Quién iba a decir a esas miles de personas que llenaban las calles de Cádiz aquel 8 de marzo de 2020 que sería la última vez en mucho tiempo que disfrutarían de la alegría y el calor de una multitud sin mascarillas.

A la proyección en el castillo de Santa Catalina habían acudido muchas de las mujeres que aparecen en la película. Para la mayoría era la primera vez que veían la película. Su directora, que había visto en primera fila su película, fue testigo de la vibrante reacción de todas ellas. Se habían reído y aplaudido durante todo el metraje y, en el final, muchas lloraron emocionadas. No están habituadas a escucharse las unas a las otras. No suelen disfrutar de los repertorios de sus compañeras. No eran conscientes de que su labor desinteresada, liberadora y catártica está ayudando a construir una sociedad mejor.

A los participantes en el concurso oficial de agrupaciones del carnaval de Cádiz que cumplen 25 años saliendo en el Teatro Falla se les conceden los antifaces de oro. Algunas de las protagonistas de esta película llevan 40 años participando en la fiesta. Ellas no tendrán nunca un antifaz de oro. Ni aspiran a ello. Nunca han buscado reconocimiento alguno. Pero ahora tienen este documental. Quizá uno de los mejores retratos que el cine ha hecho hasta ahora de la ciudad de Cádiz. Sin duda, la mejor película sobre el carnaval de Cádiz que se ha rodado hasta ahora. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?