Sábado, 27 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Opinión

Canito, uno de los héroes del fútbol de barro

La firma de Ángel Revaliente

Angel Revaliente articulista de Radio Jerez Cadena SER

Angel Revaliente articulista de Radio Jerez Cadena SER / Radio Jerez Cadena SER

Cambió la seda y el percal por el balón. Dejó la muleta colgada y se enfundó el chandal. Dejó los miedos de la puerta de toriles por los del banquillo. De sus sueños de ser torero a entrenador de fútbol. Al final ha sido un héroe en la arena, no en la de las plazas de toros pero sí en esos terrenos donde se jugaba por amor, de verdad, a un escudo y a unos colores.

De la arena, del barro de los campos de albero a los de césped artificial como ese precioso de San José Obrero donde ha estado trabajando en los diez últimos años de su luenga carrera como entrenador. Treinta y cinco años en el barro.

De Villamartín a Bornos, del Campo de La Juventud con el Federico Mayo a Nueva Jarilla, de Sanlúcar, con el Rayo, a San José del Valle. Tardes de lluvia y viento en los que había que montarse en el coche para entrenar a las ocho de la noche, casi con dos velas de luces en esos campos perdidos en la Sierra y sin saber con cuántos jugadores se iba a encontrar, porque unos venían de trabajar en el campo y otros de llevar bombonas de butano de una casa a otra.

El fútbol amateur, ese que no titulares o, si acaso, cuando a algún desalmado se le suelta la mano o se produce un escándalo. Nunca es noticia un entrenador que ha conseguido doce ascensos, que son una auténtica barbaridad en categorías donde mantener la uniformidad de las plantillas a lo largo de la temporada ya es un logro.

Partido homenaje a Canito / Radio Jerez Cadena SER

Canito va a recibir el próximo día 12 un homenaje, más que merecido, de su gente. Con toreros y ex jugadores, con niños que sueñan con vivir de esto de darle patadas al balón. No ha vivido Canito del fútbol, sino de su profesión, aunque siempre se ha comportado como un profesional auténtico.

Canito es uno de esos muchos héroes que mantienen el fútbol base, que es de donde los equipos grandes y menos grandes beben para nutrir sus cuadros. Son esos personajes anónimos que a veces tienen que llevar sus balones desde su propia casa, que terminan de entrenar y, a lo peor, tienen que irse a sus domicilios a ducharse, que finalizan la labor que le permite llenar el frigorífico y que se hacen cada día cincuenta, sesenta, setenta u ochenta kilómetros para entrenar dos horas y preparar el partido del domingo que, si es invierno, puede ser sobre un barrizal y ante los familiares, si acaso, de los jugadores.

Hay que tener mucha afición, hay que ser muy profesional, aunque a final de mes incluso no te puedan pagar, para hacer eso y mucho más un año y otro hasta llegar a los 35 de un Canito que, en sus últimos diez, ha tenido la inmensa fortuna de estar en su casa, porque así ha considerado siempre al San José Obrero.

Gracias al trabajo de él, del trabajo de miles como él, el fútbol es como es aunque nadie se acuerde de ellos, como nadie se acuerda que Poyatos, el xerecista, estuvo en el Huracán de Torremelgarejo a sus órdenes antes de triunfar en el Xerez CD y alcanzar la Primera División en el Logroñés. El trabajo se inició en la base y Antonio lo recuerda pero ahí se queda, porque las horas de cantera pasan inadvertidas aunque para sí queda el orgullo de haber sido lo que se ha sido. Por eso mi renocimiento a Canito, a quien envío un fortísimo abrazo, y a los muchos diez mil Canitos que en España son.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?