Sábado, 22 de Enero de 2022

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

El PP, la Ley de Vivienda y el miedo en el cuerpo

Era previsible que el PP y sus alcaldes -como el de Alicante- salieran contra la Ley de Vivienda, que aseguraran que es un "ataque sin precedentes a la propiedad privada" y una "subida salvaje de impuestos"

Era previsible que el PP y sus alcaldes -como el de Alicante- salieran contra la Ley de Vivienda, que aseguraran que es un "ataque sin precedentes a la propiedad privada" y una "subida salvaje de impuestos" y que intentaran meter el miedo en el cuerpo en los ciudadanos, aunque la ley -lo saben- no está pensada para perseguir a quien tenga una segunda vivienda heredada.

Ahora, ciudades como Alicante tienen un grave problema para que los jóvenes -y los no tan jóvenes- accedan a la vivienda. Y si hay que defender el derecho a la propiedad privada, también hay que defender el constitucional derecho a la vivienda.

Y esa es la parte que se le olvida al alcalde, quien exhibe su modelo político neoliberal, que apuesta por la desregulación y por un estado mínimo, cuando por mucho que se empeñe y nos pida que leamos y releamos a Adam Smith o John Locke, queda meridianamente claro que el mercado no se regula solo y menos en una ciudad donde proliferan los pisos que prefieren alquilarse a los turistas.

Por tanto, algo habrá que hacer para afrontar este problema social. Vale, construir 48 viviendas de alquiler social está bien, pero es insuficiente.

¿Qué plan tiene Barcala? o mejor dicho, ¿qué plan tiene el PP de Mazón? Porque con un sueldo y una nómina no le llega a mucha gente para pagar un alquiler.

Más información

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?