Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

LA LÍNEA ROJA

En mi casa hago lo que quiero, ¿y tú?

El pequeño inconveniente de "en mi casa hago lo que quiero" significa que mi vecino también puede hacer lo que quiera en la suya

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Pedro Sánchez no se concede un momento de respiro.

Es decir, no nos da un minuto de descanso.

El Gobierno funciona a propuesta diaria, y las iniciativas para aliviar el acceso a la vivienda parecen diseñadas exprofeso para Balears.

A falta de medidas propias, la derecha se limita a renegar de las propuestas sobre la vivienda, que considera un asalto a la propiedad privada.

Y nadie puede negar que los ingleses tan abundantes en nuestra comunidad han acuñado la frase “mi casa es mi castillo”.

La traducción castiza es “en mi casa hago lo que quiero”.

El problema no radica solo en que la Constitución recuerda que la propiedad privada no es un derecho absoluto, porque los partidarios de “en mi casa hago lo que quiero” no siempre reparan en los textos legales.

El pequeño inconveniente de “en mi casa hago lo que quiero” significa que mi vecino también puede hacer lo que quiera en la suya.

Y todos conocemos las tristes experiencias ahora mismo de nuestros vecinos que se creen con derecho absoluto a cualquier actividad que desarrollen en su casa.

Si los entusiastas de “en mi casa hago lo que quiero” viven en una hermosa planta baja, entonces estarán de acuerdo en que cada uno de sus vecinos tiene derecho a levantar ocho plantas y robarles el sol.

Digan lo que digan las leyes urbanísticas.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?