Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Otras localidades

Opinión

Liga de las Naciones

La firma de Carlos Jurado

Carlos Jurado articulista de Radio Jerez

Carlos Jurado articulista de Radio Jerez / Radio Jerez

Creo que es hora de dejar de engañarnos. La UEFA es una asociación de enriquecimiento ilícito con ámbito europeo. La FIFA es una asociación de enriquecimiento ilícito con ámbito mundial.

Y todos ellos en sospechosa connivencia simbiótica con otras asociaciones de enriquecimiento ilícito en menor cuantía como son las federaciones nacionales.

Havelange, Blatter, Platini o Villar son sólo una muestra de los muchos directivos procesados por engordar sus bolsillos. Y todos ellos, a pesar de sus respectivos procesamientos, siguen viviendo a todo trapo en mansiones de lujo.

Francia ganó la Liga de las Naciones / Europa Press

Y los no procesados, cientos, siempre han estado alguna vez bajo la lupa de indemostrables certezas. Y dentro o fuera viven a todo tren.

Blanco y en botella.

La Liga de Naciones, recién finalizada, es el último invento recaudatorio a costa de los clubes paganos, de la salud de los jugadores y del furor por el fútbol de tantos espectadores.

Árbitro internacional / EFE

De primeras es una competición sin sentido. Ya hay otras, suficientemente beneficiosas, que determinan los campeones continentales y mundiales para satisfacer el orgullo patrio de los distintos países. Para el buen fin de esta engañifa es necesario el abultamiento desmesurado de los calendarios, cada vez más, y de paso sustraer de poder a los clubes paganos en favor de las componendas de muchos personajes barrigudos que inundan de sebo las distintas organizaciones.

Paradójicamente el lema favorito de estos gordinflones el juego limpio, lo cual me suena bastante divertido y desvergonzado.

Ese juego limpio debe inspirar quizás que el fútbol sea cada vez más el emblema del espíritu deportivo. Ese juego limpio debe buscar, seguramente, que las decisiones arbitrales, que todos los comportamientos y que los méritos de los equipos se aproximen cada día más a la justicia deportiva. Ese juego limpio debe aspirar, probablemente, a que el monstruo del fútbol vuelva a sus orígenes de once contra once jugando a la pelota en pos de la victoria.

Seguramente el VAR fue ideado para encumbrar esta cacareada limpieza, para que los árbitros dejaran de ser arbitrarios y convertirse en meros y acertados jueces. Pero vista la final de esta competición meliflua, ese España contra Francia desigual y adulterado, se ha despejado para mi cualquier espejismo. El estupor me he recuperado del engaño.

El juego limpio y la instrumentación del VAR, que debiera ser como una prueba de ADN, no está pensado para la justicia deportiva, ni para la deportividad, sino que es un mecanismo únicamente disuasorio para que FIFA, UEFA y Federaciones prosigan con sus prácticas opacas y sucias escudados en las interpretaciones torticeras de un aparato.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?