Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Sanidad

"No pido pagas, quiero salud": el testimonio de un joven asturiano con un trastorno neurológico funcional

Eduardo Morais fue diagnosticado tras varios desmayos y cuenta con el aval de la dirección médica del HUCA para el traslado al Hospital Ruber Internacional de Madrid, posiblidad que el Servicio de Salud del Principado le niega

"Este vídeo es un llamamiento para ver si alguien me puede ayudar". Es el inicio del relato de Eduardo Morais, un asturiano de 35 años que tiene una desagarradora historia a la que nadie le da solución. Todo comenzó el 18 de agosto cuando al salir del trabajo se desmayó. Le trasladaron al hospital y se le empezó a paralizar la parte izquierda del cuerpo y perdió parte de la vista. Ingresó en la unidad de ictus del HUCA. "Empecé a perder la vista del ojo izquierdo, el habla, la sensiblidad del brazo, la pierna no la muevo, uso pañal... En el primer ingreso andaba con un andador. El diagnóstico dice que tengo un trastorno neurológico funcional. Después de quince días me mandan a casa y me da otro desmayo", ha explicado en la publicación.

Desconexiones cerebrales

A partir del segundo ingreso, los neurólogos del HUCA le trasladaron que había una posibilidad: una clínica privada en Madrid donde podría ser tratado, la única porque  "tiene que ser un abordaje multidisciplinar, es decir, todo los médicos tienen que actuar en conjunto y en los hospitales públicos no lo hacen". 

Con este panorama, le volvieron a enviar a casa y en el domicilio sufrió tres desmayos. "Uno con trastorno craneoencefálico. Me dicen que no tienen nada que hacer y me mandan para casa. El segundo fue viniendo con mi mujer al HUCA y ahora mismo estoy otra vez ingresado porque me dio otro y estuve casi dos horas sin conocimiento. Cuando me dan estos desmayos no me acuerdo de nada", ha apuntado desde la cama del hospital. 

Rechazo a la derivación

Ante esta situación, se decidió solicitar la derivación a la Clínica Ruber Internacional de Madrid. Sin embargo, comenzaron nuevos problemas ya que la dirección del Hospital Universitario Central de Asturias lo autorizaba, pero el Servicio de Salud, no. Además, de acuerdo al relato de Eduardo, les marearon. "Los primeros días dicen que no estaba enviado al SESPA. Sabemos a ciencia cierta que la autorización estaba enviada con lo cual vino denegado. Quiero saber la razón del rechazo si es la única clínica en todo el territorio nacional que me puede ayudar", ha reclamado.

"No pido pagas"

Con dos niñas de cuatro años y 10 meses, su mujer -Patricia Fernández- es la que está tirando del carro y Eduardo lanza un mensaje para la clase política. "Yo no pido pagas, quiero volver a tener mi trabajo, mi vida de antes. Si no me hubieran dado la esperanza de que en la Clínica Ruber me pueden tratar no estaría haciendo este video. Me dicen que por cuestiones políticas entre comunidades no se me puede derivar a Madrid. Señores políticos, no soy un número mas. Estoy cotizando y aportando a la sociedad como todo ciudadano. No quiero dinero, quiero salud y que me ayuden", ha insistido.

Le llegaron a hablar de la posibilidad de jubilarse, pero lo rechaza y concluye: "Sé que en el mundo hay muchas enfermedades y estoy mirando por la mía. Hago un llamamiento a quien haga falta para que me ayude porque cuanto primero se me coja esta enfermedad antes se puede hacer algo y que me queden menos secuelas. Estoy ciego de un ojo y sordo de un oído. Se lo pido por favor, ayúdenme".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?