Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Baloncesto

69-70. Con Jordi Grimau es más fácil ganar

Basket Sant Antoni remonta 19 puntos a El Ventero y logra su segundo triunfo en la LEB Plata

Imagen del partido jugado esta tarde

Imagen del partido jugado esta tarde / Cadena Ser

Jordi Grimau con una actuación sensacional ha permitido al Basket Sant Antoni lograr el triunfo en los últimos segundos en la Pista de El Ventero CBV  en la segunda jornada de la LEb Plata de Baloncesto, El escolta catalán de 38 años ha decidido el choque con seis puntos finales, un triple y tres tiros libres y ha culminado una remontada de los ibicencos que perdían de 19 puntos en el tercer cuarto. Al mejor estilo Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como.

No ha jugado un buen partido el conjunto de Carlos Flores, pero siempre ha creído que podía ganar y ha tapado su problemas en ataque poniendo más intensidad en defensa. Eso si, en demasiadas fases del choque el aro contrario parecía cerrado. Tampoco han llegado  puntos en la pintura durante todo el encuentro, se ha concedido demasiado en el rebote y bajos porcentajes en el tiro libre. Hay días en los que parece que cuesta más que se vea en la pista lo que se entrena toda la semana, pero la magia de Grimau puede con todo.

Sant Antoni ha entrado muy frío en el partido, fallón en ataque en el primer cuarto donde solo ha anotado 11 puntos y blando en defensa lo que ha permitido a El Ventero cerrar el primer parcial con una renta de 10 puntos, 21-11.  El segundo parcial ha empezado mejor para los intereses ibicencos, dos triples seguidos y sobre todo la entrada en pista de Grimau, que empezaba su particular show, han dado aíre a Basket Sant Antoni. Nueve puntos seguidos del de Barcelona, metiendo un triple, dando un clinic de movimientos en el poste para anontar, o en contrataque. Un multiusos que vale para todo. 

El marcador se ha apretado, 30- 26 , y pudo haber reciortado más el equipo ibicenco tras una técnica al banquillo local. Pero Basket Sant Antoni ha errado tres tiros libres seguidos, mientras que los locales no fallaban desde la personal cuando con las faltas se ha entrado en bonus. 

El conjunto de Flores ha vuelto a precipitarse en ataque, fallando canastas fáciles y tiros liberados y esto lo ha aprovechado Ventero para abrir de nuevo brecha y marcharse al descanso con  un colchón de 11 puntos, 37-26. Bilalovc ha hecho su debut en este cuarto aunque ha fallado el único tiro de tres que ha intentado.

En la reanudación,  Sant Antoni hacía la goma, con algún robo en defensa que permitía bandejas fáciles, pero seguía sin tener continuidad en ataque y faltaban los puntos de los pivots. Los visitantes tenían el aro cerrado, no cerraban su propio rebote y algún despiste atrás ha disparado el marcador favorable a los albaceteños hasta el 54-35 con Evans acertado en los tiros y Janusivecus letal en el triple. No importaba que su hombre fuerte en la pintura, Ndondo,) estuviera muchos minutos sentado con cuatro personales.

El partido parecía perdido, pero de repente en una de esas rachas positivas, Sant Antoni metía en un suspiro tres triples, el primero con la firma de Bilalovic y a la fiesta se sumaban Antúnez y Harguindey, que ha sido otro de los destacados en las filas ibicencas.  Con un punto más desde la personal (hay que mejorar en los libres), el equipo de Flores se colocaba por debajo de la barrera psicológica de los diez puntos, 54-45.  Un triple más de Antúnez cerraba el tercer cuarto, 57-50.

Se entró en el último parcial con otra técnica al banquillo local y en medio de las protestas de la grada el marcador se apretaba más, 57-53. De nuevo Janusivecius daba aire al El Ventero, clavando dos triples lanzando sin oposición. Los ibicencos volvían a precipitarse en ataque y se quedaban sin Smith, muy luchador en las dos zonas, pero sin puntos.  Otra vez con Grimau comandando las operaciones en ataque y con un triple de Antúnez se igualaba el partido, 63-63, a falta de 3,38 para el final. Pero ya se sabe que las remontadas solo se culminan cuando te pones por delante. Y una vez más a Sant Antoni le han entrado las prisas a la hora de atacar, sin mover el balón y con lanzamientos en mala posición. 

canasta de Bassas ponían a los locales por delante, 67-64  y un tiro libre posterior le daba cuatro puntos de ventaja al CBV a falta de 33 segundos. Y entonces llegó el momento Grimau, que decidió que no se iba a perder,  primero iniciando un contrataque, parándose en la línea de tres y enchufando, poniendo a su equipo a uno,  68-67.   En el ataque local hubo falta sobre Knezevic que solo anotó uno, 69-67 a falta de 11 segundos y con tiempo muerto de Sant Antoni. No hacía falta ser Raphel para saber quien cogería la responsabilidad. Bola para Grimau que hacde un finta  su defensor que pone la mano y comete falta cuando el escolta lanzaba de tres. Música de viento en la grada, pero a Grimau le debió parecer música celestial, porque no le tembló la mano y enchufó los tiros libres de fora limpia. A falta de seis seis se ponía por delante el equipo ibicenco y el lanzamiento final de El Ventero desde ocho metro lo escupió el aro. Triunfo ibicenco, porque con Grimau todo es más fácil.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?