Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Sevilla

Juicio este lunes en Sevilla contra tres acusados de intentar asesinar a otro y dejarle en silla de ruedas

La Fiscalía pide por ello 12 años de cárcel para cada uno de los inculpados

Archivo - La Audiencia de Sevilla

Archivo - La Audiencia de Sevilla / María José López - Europa Press - Archivo (EUROPA PRESS)

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla prevé celebrar este lunes un juicio, contra tres varones acusados de intentar asesinar supuestamente a un hombre junto a una discoteca de la capital andaluza, atacándole presuntamente a puñetazos y patadas, con una defensa metálica extensible y con un arma blanca, ocasionándole entre otras lesiones un traumatismo medular y la secuela de la "necesidad de usar silla de ruedas". La Fiscalía pide por ello 12 años de cárcel para cada uno de los inculpados.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los acusados son Francisco Javier P.O., Iván H.P. y José Luis P.D.C. y los hechos acontecieron sobre las 7 horas de la madrugada del 27 de enero de 2019, en una discoteca de la calle Cartografía de Sevilla capital, en el entorno del parque empresarial Nuevo Torneo.

En dicho local, un varón de 33 años habría "tropezado" con Francisco Javier P.O., de 21 años a la fecha de los hechos, tirando "la copa" que este último llevaba para su consumo, tras lo cual se entabló según la Fiscalía "una fuerte discusión" entre ambos e Iván H.P., de 29 años a la fecha de los hechos y amigo de Francisco Javier P.O., habría propinado supuestamente una bofetada al varón de 33 años que había tirado la copa a su compañero, con el mensaje de "al niño me lo dejas".

En ese momento, según la Fiscalía, habría entrado en escena José Luis P.D.C., de unos 35 años a la fecha de los hechos, familiar de Iván H.P., "portero de seguridad de la discoteca" y condenado en 2010 por un delito de lesiones. José Luis P.D.C., según la Fiscalía, habría usado presuntamente una defensa metálica extensible para golpear al hombre enfrentado con Francisco Javier P.O., sacándole "a empellones" del local con ayuda de los otros dos encartados.

"Cuatro puñaladas por detrás"

Una vez fuera de la discoteca pero junto a la puerta de la misma, según la Fiscalía, los tres acusados habrían golpeado supuestamente al mencionado varón con el "propósito de acabar con su vida", José Luis P.D.C. con la defensa metálica extensible que empuñaba acometiéndole "en la cabeza y los costados" y los dos restantes encartados "a puñetazos y patadas".

En un momento de la agresión, según la Fiscalía, Francisco Javier P.O. habría asestado supuestamente "cuatro puñaladas por detrás" al agredido, con un arma blanca que no fue localizada, continuando después la agresión a golpes por parte de los tres encausados, siempre supuestamente.

José Luis P.D.C. e Iván H.P., según el escrito de acusación, habrían aprovechado que la víctima de la agresión "se encontraba desvanecida", para introducirle en el maletero de un coche al objeto de arrojarle supuestamente al río Guadalquivir, pero al recuperar la conciencia el agredido y comenzar a golpear el maletero del coche, pesando además la presencia de "muchas personas" que observaban los hechos, estos encausados habrían desistido y sacado al hombre del maletero del turismo.

A la UCI

Finalmente, José Luis P.D.C., a instancias de la responsable de la discoteca, habría trasladado en coche al varón agredido a un centro de salud, siendo el mismo derivado a la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Virgen Macarena.

La Fiscalía detalla en su escrito de acusación que el varón víctima de la agresión sufrió "múltiples hematomas y contusiones en la cara, traumatismo torácico y medular", una herida incisa que le atravesó "el canal espinal" o dos neumotórax, entre otras lesiones ante las cuales necesitó, entre otros aspectos, "fisioterapia motora y reeducación esfinteriana, siendo derivado tras el alta hospitalaria a la unidad de lesionados medulares para seguir el tratamiento rehabilitador".

Al punto, la Fiscalía destaca entre las secuelas sufridas un "perjuicio estético muy importante, derivado de la necesidad de usar silla de ruedas y de las cicatrices dorsales" padecidas, entre otras consecuencias. Dado el caso, el Ministerio Público achaca a los encartados un presunto delito de intento de asesinato con la agravante de abuso de superioridad, solicitando 12 años de cárcel para cada uno de los mismos.


Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?