Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Sanidad trata de reflotar el programa público de cribado de cáncer de mama

La pandemia y años de mala gestión han hundido DEPRECAM, que nunca ha alcanzado las coberturas que fijan los estándares internacionales

Enrique Ruiz Escudero visita este lunes los ecógrafos del Hospital Universitario Santa Cristina

Enrique Ruiz Escudero visita este lunes los ecógrafos del Hospital Universitario Santa Cristina / Comunidad de Madrid

El programa público de detección precoz de cáncer de mama madrileño se puso en marcha hace más de dos décadas y, desde sus inicios, se confió a entidades privadas. A pesar de esto, DEPRECAM nunca ha conseguido alcanzar niveles de cobertura satisfactorios de acuerdo a los estándares internacionales. La situación se ha agravado con la reciente pandemia de COVID-19, que llegó a paralizar completamente el programa durante casi tres meses.

Entre el 12 de marzo de 2020 y el 8 de junio de ese mismo año no se hizo ninguna mamografía de cribado; y, a partir de esa fecha y hasta finales de año, el volumen de citaciones se redujo al 50% “por seguridad”, según la memoria del SERMAS –Servicio Madrileño de Salud-. “La asistencia fue muy pobre” -reconoce ese documento-, que cifra en 140.537 las mujeres “sin reseña de atención”. ¿Son las mujeres que se quedaron sin cita? Sí, pero como el nivel de cobertura del programa es muy bajo –del 43% en 2019-, la Consejería hace una estimación a la baja y considera que “no se citó a 60.430 mujeres" -las que calcula que habrían asistido efectivamente-.

No es el único apagón que ha sufrido DEPRECAM recientemente. El año anterior –2019- el programa estuvo paralizado durante nueve meses en la capital porque los nuevos contratos con las clínicas que prestan el servicio en la ciudad de Madrid no se licitaron a tiempo, según adelantó la Cadena SER. Afectó, según dijo en sede parlamentaria un alto cargo del Gobierno -ya fuera de la Administración-, a 135.000 mujeres. El mismo alto cargo reconoció meses después, a través de una petición de información al Portal de Transparencia, que la cifra era superior, “de 148.105 mujeres”.

La consecuencia es que se acumula el trabajo. El programa prevé que todas las mujeres sanas entre 50 y 69 años pasen por los mamógrafos cada dos años, así que las que no son llamadas cuando les toca, se van acumulando. En la última ronda bienal -la correspondiente a los años 2019 y 2020-, el SERMAS estimó que tendría que haber citado a más de 866.000 mujeres, pero en esos dos años -afectados por los dos parones mencionados- solo se cribó a 166.698 madrileñas.

En lo que llevamos de año, según anunció este lunes el consejero de Sanidad, se han hecho estas mamografías a 132.088 ciudadanas. “Si sigue la tendencia actual, en diciembre habremos hecho un número de ecografías acorde con los mejores años de este programa”, señaló Enrique Ruiz Escudero.

En realidad, esas cifras supondrían básicamente recuperar el ritmo de cribado anterior a la pandemia, pero no una mejora sustancial en un programa que ni siquiera entonces alcanzaba una cobertura del 70%, el umbral a partir del cual se estima que estos programas pueden “reducir la mortalidad por cáncer de mama en un 20-30% en las mujeres de más de 50 años”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Madrid esa cobertura oscila entre el 40 y el 46% de las potenciales beneficiarias en las últimas tres rondas -equivalentes a seis años-, según los datos de la propia Consejería, y la región se encuentra a la cola de todas las Comunidades Autónomas en lo que a penetración de estos cribados se refiere.

DEPRECAM incorpora en 2021 dos novedades con las que Sanidad espera mejorar la cobertura, pero también la adherencia –el porcentaje de mujeres cribadas que repite mamografía a los dos años-, que igualmente está a años luz de los objetivos que se marcan las propias autoridades. Por un lado, desde junio las mujeres pueden pedir cita para el programa a través de la aplicación móvil de cita previa –lo han hecho ya 16.124 madrileñas-; y, por otro, este año será el primero en el que todos los hospitales públicos de la región participen en el programa.

¿Significa esto que la Consejería completará en 2021 la internalización de DEPRECAM? No. Las seis clínicas privadas que vienen haciendo mamografías en la capital seguirán haciéndolas. Según Ruiz Escudero, la Comunidad de Madrid se va a dar seis meses para evaluar el funcionamiento. “Sacaremos conclusiones y valoraremos si ampliamos la red del SERMAS o ya veremos en qué sentido actuaremos con los contratos con las clínicas privadas”, según las declaraciones que hizo este lunes a los medios durante una visita a los mamógrafos del Hospital Universitario Santa Cristina.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?