Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Deportivo Juvenil 4 - Pogon Sczecnin 0

El Dépor logra una remontada para la historia

Los juveniles vencen al Pogon Sczecin (4-0) en un Riazor rendido a la osadía de los de Manuel Pablo.

Los juveniles del Deportivo celebran un gol

Los juveniles del Deportivo celebran un gol / RC Deportivo

8522. Son los espectadores que se dieron cita en un partido entre semana, de categoría juvenil. En encuentro donde su equipo había caído por 3-0 en la ida. Fueron 8522 que creyeron, y presenciaron, un milagro. Una nueva cita del club blanquiazul con la épica. Una remontada heroica en la que creyeron desde antes de llegar al estadio de Riazor. Un gol del fisterrán Baldomar, casi sobre el pitido final, hizo recordar la mágica noche de la eliminación del Milan. En aquella ocasión Manuel Pablo era un tren de alta velocidad por la banda derecha. En esta fue el timonel de un grupo que se ha ganado un hueco en la memoria, y el corazón, de todo el deportivismo.

los protagonistas

Deportivo: Brais Suárez; Nacho Díaz (Mario 71´), Dani Barcia, Juan Rodríguez, Rivas; Rubén, Seydiba; Mella (Padín 61´), Nájera (Hugo Baldomar 71´), Víctor Guerra y Noel (Pablo Trigo 61´)

Pogon Sczecin: Legowski; Rezaelan, Bialczyk, Magnuszewski, Freilich; Kort; Lis, Lukasiak, Legowski; Fornalczyk y Grzelka.

Los de Manuel Pablo salieron al campo y desataron la tormenta. Como queriendo demostrar que lo sucedido en Polonia fue un borrón en su (indiscutible) currículum, el Dépor convirtió a Pogon Sczecin en un muñeco en sus manos. No se habían sentado los aficionados cuando Nájera envió un balón al palo. Sin recuperarse del susto un envío de Rubén López tocó en Bilalczyk, desviando a la red el balón. Era el primer paso para una noche inolvidable. El Dépor necesitaba más y Mella rondó el segundo gol con un chut al palo. Los blanquiazules, desatados, golpeaban una y otra vez conscientes de que quedaba mucho por delante para convertir el sueño en realidad.

El trabajo de los coruñeses tuvo premio con el segundo gol, obra de Víctor Guerra. No hubo que sufrir mucho para nivelar la eliminatoria. Nájera, que ya había rondado el gol, hizo el tercero antes del descanso. Medio partido por delante y todo un estadio soñando con una nueva proeza de la cantera coruñesa.

La segunda mitad ya no se pareció al primer tiempo. La mezcla de cansancio y miedo a perder lo conseguido, junto con la necesidad de los polcaos, dio más protagonismo a los visitantes. La mayor presión del Pogon obligó a Dani Barcia a emplearse a fondo para salvar una clara ocasión de los polacos. Manuel Pablo movió banquillo oxigenando a los suyos. El Dépor recuperó la manija del encuentro y rondó el cuarto gol. Con la llave de la gloria al alcance de la mano el Deportivo se debatía entre un cuarto gol que le otorgase el pase a la siguiente ronda o una ronda de penaltis en la que jugarse el billete a la ruleta rusa.

Pero este equipo, forjado a partes iguales de calidad y osadía no quiso esperar a los penaltis. Buscó el cuarto, redondear una noche histórica, citarse con la épica y entrar, destrozando la puerta, en el salón de la fama blanquiazul. Un delantero de Fisterra, Hugo Baldomar, anotó el gol con el que el Dépor vivió una noche que ya nadie olvidará.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?