Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Opinión

La historia merece un respeto

La firma de Ángel Revaliente

La firma de Ángel Revaliente

La firma de Ángel Revaliente / Radio Jerez Cadena SER

Me encontré días pasados con un querido compañero en esto de contar cosas que, por aquello de la crisis que también llegó a los medios informativos, anda enfrascado en otras cuitas laborales lejos de las del periodismo. Hablamos, como era lógico después de algún tiempo sin vernos, de lo divino y de lo humano hasta terminar aterrizando, cómo no, en terrenos futbolísticos. Él, a nivel local, tomó la determinación de posicionarse al lado de un determinado equipo y me explicaba, con estupor, que hay muchos que no han comprendido su decisión y que, incluso, algunos hasta se lo reprochan en público o en privado que mantener las formas parece alejarse de la manera de entender la educación en esta década de los años 20 del siglo XXI.

Viene esta anécdota a cuento de la falta de respeto que, en general, se observa con los patrimonios que hay que preservar para que la historia siga siendo historia, con las tradiciones que hay que mantener para que cada uno sepa de donde viene y también con el que se le debe a cada persona independientemente de su sexo, ideología o condición.

Ese respeto que es preciso y necesario y que, en ocasiones, entiendo que se le pierde al Xerez Club Deportivo, un icono de la historia de esta ciudad en los últimos 70 años y que sin embargo, según denunció Juan Luis Gil el pasado lunes en 7TV, algunos quieren matar por la vía rápida hasta el punto de querer comprar para liquidar. No se llega a tanto, afortunadamente, a nivel institucional aunque también ahí se debería ser más condescendiente, sin cometer fraude de ley alguno, con una sociedad que quiere renacer de sus cenizas de la mano de jerezanos que se están dejando la propia vida por salvar la del equipo que llevó a Jerez a la Primera División, a la gloria futbolística de la entonces, porque la de ahora está en horas bajas, mejor liga del mundo.

Y es que no tener campo donde entrenar antes de un partido de liga nacional pienso, y si estoy errado pido perdón, que es una falta de respeto por parte de quien debería buscarlo, sobre todo cuando se paga hasta por respirar. No dejar trabajar, aunque solo sea un día a la semana, sobre el césped donde se juegan tres puntos cada fin de semana opino, y si estoy equivocado reitero mi petición de perdón, puede ser también una falta de respeto, como igualmente lo es no solo para el club sino para la ciudad el aspecto lamentable que presentan las instalaciones del Pedro S. Garrido. Incluso me atrevería a afirmar, y si estoy descaminado insisto en rogar perdón, que no adecentar la grada supletoria de uno de los fondos para el importante, deportiva y económicamente, partido ante el Córdoba del miércoles día 27, sería igualmente una falta de respeto con ese club que es patrimonio de Jerez, al margen los desmanes económicos propiciados por aquellos que llegaron en su momento de la mano del Ayuntamiento, con siglas distintas en cada coyuntura, y que fueron apoyados, bufandas al cuello, en instantes de felicidad y triunfos por los políticos que ostentaban la representación municipal en aquellas ocasiones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?