Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Conflictos lingüísticos

Un bar de Gandia no atiende a un cliente que pidió en valenciano: "Estamos en España y hablamos en español"

Según denuncia Plataforma per la Llengua el camarero le dijo al cliente que "estamos en España y hablamos en español"

Imagen de archivo de un bar

Imagen de archivo de un bar / Getty Images

Plataforma per la Llengua ha reclamado a la Oficina de Drets Lingüístics y a la Dirección General de Comercio y Consumo que intervengan en un caso de lo que consideran "discriminación lingüística" a un cliente en un bar del Grau de Gandia a quien se negaron a atender por hablar en valenciano.   

El colectivo asegura que los hechos sucedieron el 18 de septiembre cuando el afectado, que iba acompañado de un amigo, solicitó al camarero "un té roig amb gel" y el camarero "hizo ver que no lo entendía", según explica la plataforma en un comunicado.

Según esta fuente, el camarero le dijo al cliente que "estamos en España y hablamos en español" y que "si no hablaba español, era porque no le daba la gana". Un segundo camarero se añadió e intervino en dos ocasiones para repetir que "esto es España y se habla en la lengua nacional".

Además, de acuerdo a la denuncia efectuada, el bar se negó a ofrecer la hoja de reclamaciones al cliente, que tuvo que pedir a la Policía Local de Gandia que se desplazara para, finalmente, conseguir hacer ese trámite.

Expediente sancionador

Plataforma per la Llengua ha pedido a la Oficina de Drets Lingüístics y a la Dirección General de Comercio y Consumo "que intervengan en el caso, que se tramite la reclamación del afectado y que se inicie un expediente sancionador si se confirma que se han vulnerado los derechos del consumidor".

La entidad considera que el bar podría haber incumplido el Decreto Legislativo 1/2019, que determina que los consumidores tienen derecho a utilizar cualquier de las lenguas oficiales de la Comunitat Valenciana, y la Ley 4/1983, que explicita los derechos de expresarse en valenciano en un comercio y de no ser discriminado por esta razón.

Agregan que "los hechos podrían ser motivo de una infracción leve, teniendo en cuenta el Estatuto de los Consumidores, porque el establecimiento se negó a satisfacer una demanda normal de un cliente en un bar, como es pedir 'un té rojo con hielo', una demanda que puede satisfacer un establecimiento de este tipo".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?