Jueves, 02 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Política municipal

El proyecto del nuevo paseo peatonal introduce cambios

Los vecinos afectados, que acudirán al pleno del lunes, se quejan del escaso margen de maniobra ante un plan que se aprobará tras el acuerdo PSE-EE y EH Bildu

Imagen de la calle Barakaldo, una de las afectadas por el proyecto

Imagen de la calle Barakaldo, una de las afectadas por el proyecto / Cadena SER

El Ayuntamiento de Eibar ha presentado a los vecinos afectados por el proyecto modificado del paseo sobre la línea férrea entre Estaziño y Azitain, que según el consistorio "garantizan esencialmente alejar al máximo el paseo de las viviendas de Barakaldo, Electrociclos y Barrena e incorporan mejoras en la accesibilidad de las viviendas de Eguzki Begi". Según ha podido saber Radio Eibar-Cadena SER, el vecindario no ha salido satisfecho de las reuniones en las que el alcalde Jon Iraola y responsables de Euskal Trenbide Sarea han explicado las modificaciones que incluye el proyecto definitivo. Los vecinos, además, han expresado su malestar por el escaso margen de maniobra, ya que el proyecto se aprobará este lunes 25 de octubre en el Pleno Municipal, una sesión a la que han anunciado su asistencia.

La nota de prensa remitida por el Ayuntamiento de Eibar es la siguiente:

El Ayuntamiento de Eibar y Euskal Trenbide Sarea (ETS) han introducido importantes y significativas mejoras en el proyecto del futuro paseo peatonal sobre las vías del ferrocarril que unirá la zona de Estaziño con Azitain. Unas modificaciones que, por una parte, garantizan que el paseo se aleje lo máximo posible de las viviendas existentes y que, por otra, permiten incorporar mejoras en la accesibilidad de los/as vecinos/as del entorno. Adicionalmente, el proyecto tendrá en cuenta las posibles afecciones que en materia de ruido podría generar la nueva infraestructura, a fin de adoptar en su caso medidas paliativas.

Estas modificaciones responden a las peticiones y propuestas planteadas por los/as vecinos/as de las viviendas afectadas en las distintas reuniones explicativas a las que en 2019 fueron convocados/as por el Ayuntamiento, incluida la reunión celebrada en noviembre de ese año en los locales de Beheko Tokia a petición de los/as vecinos/as. En cualquier caso, el alcalde, Jon Iraola, ha manifestado que “el Ayuntamiento sigue abierto a nuevas propuestas ciudadanas para, en su caso, introducir nuevas mejoras en el proyecto.”. Al paseo, que arrancará en la actual estación de tren de Estaziño con una anchura cercana a 7 metros, se accederá a través de un nuevo ascensor que lo hará plenamente accesible desde su inicio.

Asimismo, se ensanchará la actual pasarela que conecta esta calle con Matxaria e Ibargain. Esto permitirá que, en un futuro y una vez se desarrolle la unidad residencial de Ibargain, se pueda dar continuidad al paseo hacia la calle Pagaegi y el entorno de Errebal. En la mayor de su extensión, el paseo se elevará seis metros sobre las vías del tren. Desde la estación de tren y hasta el número 19 de la calle Barakaldo, el paseo se separará de las viviendas un mínimo de 11 metros, coincidente con la esquina este del número 19 de la calle Barakaldo, punto más cercano al paseo. Así, en el caso del número 17, estará a un mínimo de 15 metros y respecto del resto de las viviendas de esta zona de Barakaldo y hasta las Torres de Urkizu la distancia irá creciendo, ya que las viviendas se separan cada vez más del trazado férreo. A la altura del número 23 de Barakaldo, se produce la modificación más importante respecto del proyecto original, ya que el paseo deja de estar sobre la vía, desviándose hacia el monte y sobre la zona urbanizada de Electrociclos.

De esta forma, el paseo deja de ir sobre las vías durante aproximadamente sesenta metros para reincorporarse sobre el trazado ferroviario justo antes del edificio de Electrociclos. Así, la parte del trazado ferroviario paralelo a los números 25 y 27 de la calle Barakaldo no queda cubierto al no poder garantizar una distancia mínima de 8 metros de separación.

Con el nuevo diseño, además de salvar el problema de la distancia respecto de estos números de la calle Barakaldo, se mejorarán los accesos peatonales a las casas de Electrociclos, a las que se podrá acceder directamente desde el propio paseo, acercando a los/as vecinos/as al centro de la ciudad. En este sentido, la estructura del paseo quedará alejada 8 metros de la fachada de las viviendas de Electrociclos.

Además, para preservar la privacidad de las casas de las plantas inferiores, se incorporará en un lateral del paseo una zona ajardinada de metro y medio de ancho que impida a los/as paseantes acercarse a la barandilla que da hacia las casas. De esta forma, dichos/as paseantes, estarán siempre a una distancia mínima de 9,5 metros. Ya en Barrena, se modifica el trazado original del paseo y se desplaza, alejándolo hasta 8 metros de las viviendas.

En lo que respecta a las casas de Eguzki Begi, se construirá un nuevo ascensor en la calle Barrena, que permitirá el acceso universal al paseo y, desde allí, se podrá estudiar su conexión al paseo mediante pasarelas. Una vez en Azitain, se habilitarán unas escaleras de acceso al paseo en las inmediaciones de la estación de tren Azitain y la pasarela sobre el río. El paseo finalizará ahí enlazando con la variante.

A lo largo de todo su recorrido, el paseo contará con un bidegorri, zonas de descanso y recreo, bancos y demás mobiliario urbano que contribuya a crear un entorno agradable y acogedor para el conjunto de la ciudadanía. En cuanto a las afecciones acústicas, toda la estructura del paseo será abierta por ambos lados, de modo que, de conformidad con los técnicos de Euskal Trenbide Sarea (ETS) encargados de la redacción del proyecto, no habrá afecciones acústicas. En cualquier caso, a petición del Ayuntamiento, ETS va a elaborar un estudio de todo el trazado del paso del ferrocarril por Eibar para adoptar medidas de reducción del impacto acústico donde sea necesario, por lo que, de producirse, se adoptarían.

Asimismo, en el caso de las viviendas de Electrociclos más afectadas, el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento mantienen la oferta realizada en su día para que los vecinos/as de las viviendas que lo deseen puedan vender sus casas al propio Gobierno Vasco o permutarlas por otras en otras zonas de Eibar llegado el caso. “Este no es un proceso nuevo -ha asegurado el alcalde Jon Iraola- pues viene de 2019, cuando los vecinos/as afectados/as por el nuevo paseo plantearon sus quejas y propuestas de cambios”. Unas modificaciones, ha añadido Iraola, “en las que han venido trabajando los técnicos municipales y que se han introducido, para llegar a diseñar el mejor proyecto posible”. “Aun así, seguimos abiertos a que se planteen nuevas mejoras y aportaciones que permitan conciliar el proyecto con los intereses del vecindario”.

En lo que respecta a la financiación, dicho proyecto será financiado al 90% a través de los denominados Fondos Next europeos, de modo que el importe total a pagar por el Ayuntamiento de Eibar asciende aproximadamente a 366.000 euros más los impuestos correspondientes, importe a abonar en 2024.

El impulso de este proyecto se llevará a cabo gracias al acuerdo recientemente alcanzado entre PSE-EE y EH-BILDU que incluye, además, el desarrollo de otros proyectos importantes en la zona este de la ciudad por importe de varios millones de euros, a fin de conseguir, esencialmente, una regeneración y mejora de la calle Barrena.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?